TIPS PARA EL MANEJO DE PACIENTE EN UNA CIRUGÍA AMBULATORIA DESDE EL ÁMBITO EMOCIONAL

 

Como seres humanos vulnerables, podemos vernos expuestos a una intervención quirúrgica en nuestras vidas. Esto no es novedad. Dichas situaciones además pueden adquirir, según la severidad y compromiso de nuestros órganos con la patología, mayor o menor riesgo. Aunque tampoco es novedad que cualquier intervención tiene algo de impredecible e incierto. 

En la mayoría de los casos suelen presentarse un conjunto de reacciones psicológicas/emocionales en el período previo a dicha intervención. De alguna manera, nuestra mente se está “preparando” para ese momento en el cual nos ponemos en las manos de un profesional de la medicina y perdemos control (en muchos casos inclusive la conciencia).

El paciente se enfrenta a situaciones de estrés, ya que va a ser intervenido con una sedación que lo va a mantener consiente lo que implica tener consciencia de la intervención.

Estar consciente durante la operación, puede en ocasiones que en los pacientes se sientan ansiosos y en ocasiones con dolor. Sin embargo, de acuerdo a las investigaciones del Reino Unido, se ha visto que algunas técnicas de distracción, como el interactuar con una enfermera, el uso de las pelotas contra el estrés o proporcionarle algunos de internet, pueden ayudar a relajar al paciente durante la cirugía y reducir el dolor.

 

Tip’s para trabajar las emociones antes de una cirugía ambulatoria.

Ø  Respiración: conectamos nuestra sensibilidad interoceptiva con el flujo dinámico de entrada y salida de aire de nuestro cuerpo. Respiramos desde que nacemos hasta que morimos, pero raramente somos conscientes de este milagro en nuestras vidas. Esta práctica nos ayuda a desarrollar concentración y traer la mente cada vez que divaga en pensamientos interferentes.


Ø  Escaneo corporal: es decir, el conocimiento de sí mismo significa un conocimiento del cuerpo. El individuo que se conoce a sí mismo está en contacto con su cuerpo. Se da cuenta de cada sensación que genera todo el espacio corporal, aceptando las características que surgen (incomodidad, hormigueo, cosquilleo, ardor, etc), sin juzgar ni buscar nada.

Ø  Meditación de conciencia plena de la ansiedad y el miedo: ambos fenómenos emocionales son normales y esperables en estas circunstancias, pero en dosis muy elevadas pueden provocar agitación mental y en ocasiones agitación física. Al centrar la mente en el presente puede focalizar su atención para detectar qué hago frente a estas emociones.

 

REFERENCIA BIBLIOGRAFICA

Barbara Zas Ríos, Psicologia Hospitalaria, Edit. Alfepsi

 

ELABORADO: PSIC. MARIA ESTHER CHAVEZ DIAZ

 

 

 

 

https://youtu.be/QIzJQcax3tEESTIMULACIÓN DEL VÍNCULO AFECTIVO ENTRE LOS PADRES Y EL BEBÉ.

 

Es importante saber el como el reconocer y expresar emociones, sentimientos, al momento de interaccionar con las personas que rodean al bebé para que se puedan socializar, por lo que el establecer vínculos afectivos, es lo que se denomina el área de desarrollo afectivo –emocional. Por lo que en esta área se pretende mostrar al niño un cúmulo de experiencia afectivas y de socialización que le permite sentirse querido, comprendido, con la capacidad de relacionarse con otros. Pero, ¿Cómo hacemos para facilitar estas experiencias? Se deben de realizar por medio de actividades y juegos:

1.      Juegos de apego para bebés entre 0 y 1 mes.

Se recomienda tomar al bebé y arrullarlo, acariciarlos, mecerlo, cantarle, es importante tomarlo en brazos para que se sienta querido.

Bailar con el bebé, expresarle sus sentimientos hacia él; míralo a los ojos, llamarle por su nombre y sonríele. Ponerle diferentes tipos de género musical para que entienda poco a poco el ritmo.

Realizarle un masaje, como una herramienta para fortalecer el vínculo afectivo. Todo lo que se realice con el bebé es para fortalecer seguridad y confianza.

2.      Juegos de apego para bebés entre 2 y 6 meses.

Hay que hablar constantemente con el bebé, para llamar su atención y permitirle poder observar su imagen a través de un espejo.

Esta actividad es para que el bebé se acostumbre a las nuevas relaciones con personas extrañas y presentárselas, demostrándole que son las relaciones interpersonales.

Motivar al bebé constantemente por medio de incentivos, puede ser un abrazo, una palabra de aliento amorosa, juego de cosquillas, etc.

Jugar a esconderte para que cuando el bebé emita un sonido, aparezcas, y si no responde a esta acción y permanece en silencio, entonces motívalo emitiendo un sonido o bien un ruido para que él pueda asociar su aparición.

Jugar por medio de la imitación, por ejemplo: si tose, sonríe tú harás lo mismo. Así le demostrarás gestos de distintos estados de ánimo como alegre, miedo, enojo, triste.

Es de gran importancia fomentar el vínculo afectivo entre los padres y el bebé, ya que las fortalezas consolidan las bases de la autoestima del bebé. Entre más expresiones de afecto y cariño sienta el bebé mayor seguridad y confianza tendrá con otras personas, lo cual facilitará la creación de nuevos vínculos emocionales.

 

 Elaborado: Psic. María Esther Chávez Díaz

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS:

 

John Bowlby, Vínculos Afectivos: Formación, Desarrollo y Pérdida, edit. Morata

 

 

 

 

 

SEXUALIDAD EN LA TERCERA EDAD

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera el placer sexual como un derecho humano básico, Según la OMS, “La salud sexual es la integración de los elementos somáticos, emocionales, intelectuales y sociales del ser sexual, por medios que sean positivamente enriquecedores y que potencien la personalidad, la comunicación y el amor”.

 

Se define como Salud Sexual Geriátrica “la expresión psicológica de emociones y compromisos que requiere la mayor cantidad y calidad de comunicación entre compañeros en una relación de confianza, amor, compartir y placer, con o sin coito” (Maslow).

 

Sin embargo, la sexualidad de los adultos mayores es objeto de variados prejuicios, es considerada que en el adulto mayor tienden a perder el interés sexual cuando envejecen o que ellos son pervertidos si continúan teniendo relaciones sexuales. La realidad es que el potencial sexual puede permanecer hasta la muerte aun cuando sea alterado por los cambios propios del envejecimiento.

 

Para entender cómo se llega a la etapa de la vejez se tiene que analizar cuál ha sido su modo de vida, sus rutinas, modo de vida, actividad física, nivel cultural, sus relaciones y desde luego la parte sexual, qué relaciones ha tenido y con qué frecuencia y si han sido satisfactorias.

 

Es de vital importancia que cuanto más se cuida la persona en su juventud (menos fuma, bebe y más ejercicio físico ha efectuado), más posibilidades tiende a vivir sin problemas frecuentes y por otro lado el haber gozado una sexualidad plena y satisfactoria, permite llegar a la vejez sin inconvenientes funcionales en el área genito- sexual.

 

En ésta etapa de la vida en la que existe mayor experiencia sexual, mayor conocimiento de sí mismo y, en su caso, mayor entendimiento en la interacción con la pareja, mayor ternura y sabiduría, lo que permitiría un intercambio más pleno y satisfactorio con la otra persona.

 

 

Por otra parte, como en esta época se agudiza el criterio de la realidad, se toma conciencia de lo que puede y no puede hacerse con el sexo, el erotismo está vigorizado en comparación con el acto sexual propiamente dicho, con una mayor consolidación de la pareja. Al desaparecer los intereses o las preocupaciones reproductivas, en el caso de parejas heterosexuales, la sexualidad en esta etapa de la vida tiene como único fin el dar y recibir placer.

 

ELABORADO POR: PSIC. MARIA ESTHER CHAVEZ DIAZ

 

VIOLENCIA FAMILIAR

 

La Violencia Familiar es un concepto que designa a todos aquellos actos violentos recurrentes que uno o más integrantes de una familia ejerce  contra uno o varios de sus miembros. 

Si bien es cierto, la violencia puede consistir en ataques físicos o en su defecto puede implicar acoso psicológico y hasta amenazas..

 

La familia está compuesta por padre, madre e hijos y es por eso que justamente alguno de estos actores ejerce violencia sobre algunos de los otros miembros.

 

Tradicionalmente son algunos de los dos progenitores quienes haciendo uso y abuso de autoridad ejecutan actos violentos contra sus hijos por ejemplo, aunque, también es muy recurrente la violencia de un cónyuge para con otro. Sin embargo se han dado casos de hijos que presentan actos violentos contra sus padres.

 

 

De acuerdo a la Organización de la Salud, define Violencia como: El uso intencional de la fuerza o el poder físico, de hecho  o como amenaza, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad , que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones.

 

Las causas de la Violencia Familiar se dan por tres factores: algunos de ellos son por la falta de control de impulsos, la carencia afectiva y la incapacidad para resolver problemas adecuadamente, además en algunas personas podrían aparecer podrían aparecer variables de abuso de alcohol y drogas, lo que produce fomentar su agresividad. Tienden a tener una apariencia de dependencia afectiva, inseguros, inestabilidades emocionales, impacientes e impulsivos.

 

 

La Violencia Familiar en ocasiones se puede heredar a los hijos, por medio de los patrones, esto hace que en un futuro las relaciones de familia o bien de pareja, sean violentas; o bien en la víctima pueden existir traumas, trastornos físicos y mentales, depresión, estrés postraumático, divorcio o separación, golpes que en algunas ocasiones, dejan incapacitada a la víctima, esto implica que se provoque un bajo rendimiento en las labores escolares, laborales y en las relaciones sociales.

 

La violencia familiar es un problema complejo que no puede resolverse de manera privada e individual, requiere de apoyo multidisciplinario (médico, jurídico, psicológico y social) debido a la gravedad de sus consecuencias en todas las áreas de la vida, no únicamente para las víctimas de la violencia sino también para los agresores y los miembros que son testigos de la misma. Además como la violencia familiar se lleva a cabo en un ámbito considerado como privado, es poco probable que otras personas e instancias se enteren y puedan brindar apoyo y atención específica a las víctimas y a las personas que ejercen este tipo de violencia. Muchas personas que son víctimas de violencia familiar guardan el secreto ante el mito de que “los trapos sucios se lavan en casa” o ante el temor a sufrir represalias más graves por parte de la persona que ejerce la violencia. Si has sido víctima de violencia familiar no guardes el secreto y de inmediato busca ayuda específica, recuerda que esta violencia constituye un delito, pues transgrede los derechos humanos fundamentales de quien la vive, En caso de que ejerzas violencia familiar también puedes recibir esta ayuda. Hay diversas instituciones públicas dedicadas a brindar servicios gratuitos a las víctimas de violencia familiar como: asesoría y atención legal y psicológica, talleres, grupos de reflexión, cursos de sensibilización y capacitación, redes ciudadanas, así como canalización a otras dependencias para una atención más especializada (albergues, atención médica, psiquiátrica, etc.). En Locatel (56581111) te pueden proporcionar información al respecto, de acuerdo a tu lugar de residencia. En el D.F. se encuentran las Unidades de Atención y Prevención de la Violencia Familiar (UAPVIF, 55102131 y 55185210; una en cada Delegación Política), los centros de apoyo a víctimas de violencia de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) como son: el Centro de Atención para la Violencia Intrafamiliar (CAVI, 53455598), el Centro de Terapia de Apoyo a Víctimas de Delitos Sexuales (CTA, 53455598) y el Centro de Atención a Riesgos Victimales y Adicciones (CARIVA, 53455598). También se encuentran las Unidades del Instituto de las Mujeres del Distrito Federal (CIAM, 55122831 y 55122836; una en cada Delegación Política) y el Sistema Integral para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF, 30032200). Para que los agresores reciban apoyo psicoterapéutico grupal existe el Centro de Investigación Victimológica y de Apoyo Operativo (CIVA, 53455598). En el Estado de México están los Centros de Atención al Maltrato Intrafamiliar y Sexual (CAMIS, 01.800.696.9696 y 070 en Toluca). En todos los Estados están presentes el Sistema Integral para el Desarrollo Integral de la Familia Estatal (DIF-Estatal, 01.800.8884343) y el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES, 01.55.53224200).

 

 

Elaborado por: Psic. María Esther Chávez Diaz

 

 

 

 

 

¿CÓMO CONTROLO LOS BERRINCHES DE MI HIJO?

Esos fastidiosos berrinches, es común que entre los 3 o 5 años se presente este tipo de conducta, en esta edad el niño no controla sus deseos y sus impulsos, son muy fuertes para él, ya que tienen poca experiencia en tolerar la frustraciones, su lenguaje y sus habilidades de expresión, esa edad todavía sus recursos son limitados, y es el momento indicado para que nosotros como padres le proporcionemos las herramientas.

 

Los berrinches son un comportamiento normal en el desarrollo. Son más frecuentes e intensas en algunos niños que en otros y empeoran con la presencia del cansancio, hambre o cualquier otro malestar.

 

Es vital intervenir y corregir a tiempo para que los berrinches no vayan en aumento o para que no vuelva a presentarse este tipo de conducta.

 

¿Cómo podemos prevenir o extinguir un berrinche?

Prevención

 

Si sabemos que es una situación que los frustra demasiado y los desborda, lo más inteligente es evitarla hasta que logren enfrentarla de otra manera. Es decir: no llevarlos al supermercado, que es un lugar donde no pueden tocar, comer ni tener todo lo que ven; no mostrarse exigente con ellos cuando tienen sueño o es la hora de comer, si es necesario salir con tu hijo, procura que haya dormido y comido bien antes de salir.

 

Otras veces alcanza con darles la posibilidad de elegir algo, como: ¿quiere bañarte antes o después de comer?

 

Como todavía son seres dependientes de la fuerza de algunos estímulos, es posible distraerlos y cambiar su foco de atención de lo que “no se puede” a lo que “si se puede”

Otra opción para prevenir un berrinche, antes de negarnos a algo o limitarlo, será mejor primero pensar si es realmente necesario la exigencia de nuestro hijo, porque hay asuntos que no tienen tanta prioridad como para provocar un episodio de estrés ¿quiere tomar una leche con chocolate?, ¿Por qué no?

 

Acción

El berrinche esta en todo su apogeo y no lo pudimos evitar, es importante que:

1.     Primero mantengas la calma, puede ser frustrante o vergonzoso pero es momentáneo, ¡No es de mucha ayuda responder con un berrinche al berrinche de nuestro hijo!, nuestra reacción es un ejemplo para él de cómo responder ante un conflicto.

 

2.    Siempre que sea posible es mejor ignorar un berrinche, si estamos seguros que el niño o la niña no corre peligro tratemos de continuar con lo que se estaba haciendo, como si no pasará nada. Si estamos en el súper podemos continuar caminando dejando atrás al niño o niña y ayudarte de un espejo, mirarle y cuidarle a través del espejo  sin que se de cuenta.

 

3.    Si de plano no es posible sostener esa actitud por que puede lastimarse o está en un lugar o situación inadecuado, lo cargaremos de manera firme, sin lastimarle y sin violencia, lo llevaremos a un lugar más apropiado para dejar que el berrinche se calme solo, por ejemplo: si estamos en el súper o un centro comercial, podemos alejarlo de la situación estresante o de donde está haciendo el berrinche, llevarlo al estacionamiento o adentro del coche, quedarnos con él hasta que el berrinche haya disminuido lo más posible.

 

4.    Si a nuestro hijo le cuesta salir de su rabieta y no sabemos cómo ayudarlo, podemos hacerlo diciéndole: “Te voy ayudar a que salgas de esto”. También se le puede arrullar, cantar o abrazar para que se calme. Recuerda no perder la paciencia y hacer respiraciones profundas si sientes que la situación te sobrepasa, no dejemos de usar la razón.

 

5.    Nunca vamos a acceder a darle o hacer lo que quiera, aunque sea posible o razonable. Tienen que aprender claramente que un berrinche más que acercarlo a lo que desea, lo aleja, enseñarle que un berrinche no es el método para solucionar las cosas.

 

 

6.    Una vez que el berrinche paso, podemos manifestarle la alegría que sentimos de que haya recuperado el control, enseñarle cual o cuales habrían sido la mejor manera de actuar o de expresar lo que sentía, darle un abanico de posibilidades para que piense en las consecuencias de una buena acción o una mala acción, vamos a estimular con el uso de palabras, estimularle con una felicitación o “Qué bien pudiste controlarlo” .

 

ELABORADO POR: PSIC. KATIA CORONA DE LA BORBOLLA

 

 

 

PRINCIPIOS DE LA PSICOLOGÍA INFANTIL

El día de hoy quiero explicarles sobre los principios de la psicología infantil, mismos que se basan en establecer el equilibrio entre el aspecto ambiental de los niños o social, el biológico de su desarrollo y el emocional que tiene que ver con su estado de ánimo.

 

Dentro de los autores que se han analizado se encuentra Sigmund Freud, quien nos habla sobre la inocencia sexual, que los niños se rigen por el principio del placer, que existen varias etapas psicosexuales como la oral, anal, fálica y de latencia, así como genital. Lo que me agrada de lo que explica Freud es que hoy en día podemos decir que de acuerdo a nuestro a aparato psíquico nos regimos por el ello, yo y super yo, el ello es ese principio del placer que aún vive en nosotros y justo desde la infancia, el super yo es esa parte moral o ética que nacería del constructo (Piaget) y el yo esa conciencia en el aquí y ahora es como ese réferi que está en medio de los dos y que decide a quien hacerle caso.

 

Después Eric Erickson el cual desarrolla 8 estadios de los cuales 5 corresponden a la niñez. Plantea una teoría psicosocial y dichas etapas son la infancia, niñez temprana, etapa prescolar, edad escolar y adolescencia. Concluyo que Erickson era más complicado ya que el manejo una parte y una contraparte de cómo iban a reaccionar los niños en esas etapas.

 

También Jean Piaget, el cual nos propone un enfoque constructivista indicándonos que el niño es muy moldeable, adaptable al medio y que va aprendiendo de otras personas por medio de la asimilación, de factores propios del desarrollo que le den equilibrio, acomodación, asimilación y que como resultado exista un constructo de lo que va conociendo y aprendiendo. Él habla de las etapas de desarrollo como: la sensoriomotora, preoperacional, operacional y operacional formal. Me gusta mucho como Piaget aborda sus etapas, pues soy más de la idea de que el niño aprenda por imitación y que construya sus propias conclusiones de lo que ve de aquello que percibe y que le va dando esa maduración y experiencia de vida.

 

Posteriormente Vygotsky plantea que la interacción social es muy importante pues de quien sabe aprendes. Habla sobre las zonas de desarrollo y las visualiza de la siguiente forma:

 

Finalmente, la Teoría de la Vinculación de Jonh Bowlby, la cual nos habla sobre los apegos y la vinculación afectiva. Se indico que se desarrolla en los primeros años de vida y va a depender mucho de cómo nos relacionamos con nuestros padres y ellos como nos educan, ya que depende de ellos el si nos transmiten a nosotros ser de vinculación segura e insegura.

 

Los niños que son hijos de padres seguros tendrán cariño, protección, seguridad y confianza. Mientras que los niños hijos de padres inseguros serán ansiosos ambivalentes o bien evitativos ya que su estima no es la más adecuada no se encuentran fortalecidos por cualidades y aspectos positivos.

 

Dentro del abordaje psicoterapéutico se puede hacer uso de las técnicas gestálticas y estrategias terapéuticas que hay que tomar en cuenta para llevarlos a la praxis, mismos que usted como Dra. en la materia nos explicó de manera clara, breve y concisa. Checamos el primer contacto desde ¿quién llama?, ¿quién saca la cita?, ¿por qué? Y ¿para qué? Y abordamos de manera lúdica la importancia de ¿cómo es el mundo y la realidad de los niños y como pueden expresar lo que sienten de esa manera.

 

Hay 13 puntos importantes de porque el dibujar, el espacio, la empatía, el rastreo con preguntas nos puede dar las herramientas para detectar las problemáticas.

 

 

A manera de conclusión puedo decir que la psicoterapia infantil es un arte que lleva una metodología a la praxis y que es muy importante sentir que estoy iniciando en aprendizaje.

 

 

ELABORADO POR: PSIC. VIRIDIANA ROMERO MANZO

 

 

 

 

¿QUÉ HACER CON MI HIJO ADOLESCENTE?

Es importante rescatar que justo los padres de hijos adolescentes, en muchas ocasiones, si no es que casi todos, no saben o creen no saber cómo manejar la educación de sus hijos en esta etapa.

 

 

Les resulta complicado manejar la rebeldía que este proceso interfiere y sobre todo el cambio de humor constante.

 

 

Por lo anterior, es importante considerar no solo las necesidades que puede tener como padre, es decir, un padre regularmente piensa en lo que su hijo debería estudiar, en cómo debe ser su vida, en que no quieren que sus hijos vivan lo que ustedes vivieron, pero difícilmente se ponen a pensar en las necesidades reales de su hijo adolescente.

 

 

No se ponen a pensar que un adolescente justo está en un proceso de identificación en el cual es importante que experimenten y que aprendan bajo las consecuencias de sus decisiones (sean positivas o negativas).

 

 

Hay que empatizar un poco con los hijos y recordar que en algún momento de la vida también se vivió ese proceso y que probablemente fue complicado o se tuvieron tropiezos en el transcurso.  

 

 

Pero solo se debe fungir como un apoyo para ellos y no como verdugos e incluso como guías, los hijos deben ser los que tracen su camino bajo la toma de sus decisiones para que así sean ellos los que asuman lo que resulte  y no busquen un culpable por lo anterior.

 

 

Existen necesidades de todo tipo en esta etapa: sexuales, de identificación, comunicación, límites, normas, valores, amor, comprensión, cariño, empatía, entre muchas más.

 

 

Algunas son casi necesidad básica a esta edad, todo depende del rumbo que tomen los padres para que el hijo pueda definir no solo lo que le gustaría tener, incluso lo que no le gustaría también.

 

 

Los adolescentes también tienen demasiados estímulos externos que le permiten revalorar cualquier decisión que pudiesen llegar a tomar. Deben ser guiados bajo su voz interior y es así que bajo la confianza que puedan brindar los padres a ellos, lograrán tener un mayor acercamiento a ellos sin generar un conflicto real.

 

 

Ama a tu hijo adolescente y permítete ser empático con él.

 

 

 

Elaborado por: Psic. Elizabeth Solorio Cárdenas

 

 

 

Duelo en los padres por el nacimiento de un hijo con discapacidad.

El padre y la madre, afrontan de manera muy diferente la discapacidad de un hijo, cuando los padres reciben el diagnostico de que su hijo tiene una discapacidad se inicia un proceso de duelo, cuyo proceso se complica, pues supone independizar su ideal de sueño

de aquel hijo ideal para acercarse a la realidad del hijo con discapacidad. Este es un proceso largo pero necesario, el de “aceptar” al hijo.

 

Todos los padres reaccionan con una conmoción y tristeza profunda a la noticia de que su hijo tiene características físicas, emocionales o psicológicas diferentes a las del común de los niños, se resisten a afrontar la verdad; evitan mirar la situación real y distorsionan los hechos para que parezcan más aceptables. Paniagua, G. (2001)

 

Concepto de discapacidad

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2011), la discapacidad “es cualquier restricción o impedimento para la realización de una actividad, ocasionados por una deficiencia dentro del ámbito considerado normal para el ser humano”.


Tipos de discapacidad.

 

·       Discapacidades intelectuales: involucra un déficit en el rendimiento intelectual

·       Discapacidades                      auditivas,   visuales   y   del                 lenguaje:             incluye deficiencias visuales, auditivas o de fonación

·       Discapacidades neuro motoras: la capacidad física del sujeto

·       Alteraciones graves de la capacidad de relación y comunicación.

 

Padres ante el diagnostico de discapacidad de su hijo.

 

Los padres, después de sufrir el impacto del diagnóstico, asumen la postura de negar las diferencias y la discapacidad de su hijo. (Kasan y Marvin 1984).

 

Esa actitud se extiende hasta negar el diagnóstico o poner en duda el que le ha sido

comunicado por la institución que ha estudiado al niño .La negación del problema genera razonamientos y “maniobras emocionales”, que conducen a los padres a la evasión de la gravedad del defecto, y sus implicaciones en el niño. Suele ocurrir que algunos demuestren un ambiente de normalidad, de ausencia de factores estresantes; mientras que otros esperan que sobrevenga una pronta e idealizada recuperación. (Sorrentino, 1990:16).

 

Puede suceder   que   la   pareja   quiera   atribuirse,   uno alotro,  la responsabilidad o la paternidad del defecto; surge así un sentimiento de culpa, para enfrentar y superar el momento de crisis que atraviesan. (Ibis, 1990)

 

La interrupción de la trayectoria laboral de la madre, la reducción de la esfera de las relaciones sociales, la desaparición del tiempo libre, la eliminación de las visitas a los amigos, constituyen frustraciones vitales, que pueden conducir al rechazo por el hijo (reacción involuntariamente inconsciente), que no necesariamente conduce al abandono de este. Soifer (1993)

 

Pasa a segundo plano la necesidad de mantener y cuidar su aspecto físico y de satisfacer otras necesidades familiares y personales. En ocasiones, se crea una situación cíclica porque la madre puede percatarse, con ayuda externa o sin ella, de su estado y una reacción la llevaría a atender los roles abandonados, lo que la lleva a autoevaluarse como “mala”, por no dedicarle todo el tiempo al hijo discapacitado, por lo que los vuelve a abandonar, ahora con mayor fuerza y mayores sentimientos de culpa. Toda esta situación va en detrimento de la madre, ya que con frecuencia es objeto de la “tiranía” de un hijo que ella misma ha modelado con actitudes sobreprotectoras extremas. (Kasan y Marvin 1984)

 

La crisis por el diagnostico de un hijo con discapacidad

 

El equilibrio de la familia queda generalmente descompensado, tanto el funcionamiento interno de la familia como sus relaciones con el mundo exterior, se altera. En los padres ante el diagnostico de discapacidad de su hijo se dan una serie de sentimientos, que impiden comprender la situación y que muchas veces los paraliza. Son una serie de reacciones naturales ante los aspectos negativos de la limitación, surgen como una defensa


primitiva ante el sufrimiento psicológico, actúan como un anestésico, de efecto inmediato, aunque temporal, que da a la estructura psíquica tiempo para elaborar un sistema de defensa más adecuado. Es característico en este momento que los padres tengan una visión muy limitada de su situación. Están aturdidos y presentan dificultades para responder ante la persona y situaciones de la vida diaria. (Paniagua. 2001)

  

Esto incide en la manera como entienden las cosas que el equipo de profesionales que atienden a su hijo le dicen acerca de su diagnóstico y pronóstico. La información que en ocasiones se le intenta transmitir, es en palabras de los profesionales, “como sino las entendieran”, se produce un desfase entre el saber y la verdad: comprenden las palabras pero no escuchan la verdad, pues está implica un dolor intenso y en muchos casos es destructivo para la estabilidad emocional. . (Ibis. 2001).Es igualmente importante hecho de que este proceso se da justo en el momento en que su hijo más los necesita a nivel de la aceptación, protección y apoyo. Como vemos el nacimiento del niño con discapacidad, produce una crisis que tiene varias fases la primera: es la fase de shock, la segunda es la fase de reacción y la última es la fase de la realidad, en la que se produce una adaptación al problema, puesto que los padres tienen que enfrentarse a la crianza del niño o niña con discapacidad. Por otra parte, diversos autores (Ingalls,  1989;  Cunningham  y  Davis,  1994;  Jasso,  2001;  Nuñez,  2003) comentan que “el hecho de identificar a un niño con características diferentes invalida la estructura familiar y provoca inseguridad y ansiedad, esto hace más difícil el que los padres sientan apego por el niño o la niña en el  sentido de que éste los complete o valide”.  Al  oír el  diagnóstico,


algunos padres sienten un fuerte impulso protector. Otros continúan estando inciertos e inseguros sobre sus sentimientos durante meses.

 

Durante este tiempo, tratan de predecir cómo será el futuro con el niño, qué problemas surgirán y cómo se enfrentarán con  ellos  en  el  porvenir. “Los padres de niños con características diferentes sufren una fuerte conmoción al recibir la noticia de la discapacidad de su hijo, rompe todas las expectativas y los sumerge en una inesperada sensación de desconcierto y preocupación que se va transformando en un sentimiento de impotencia y soledad”.Muntaner (1998).

 

La reacción por género

 

En la mayoría de los estudios sobre el tema, se valora el impacto que tiene el nacimiento de un hijo discapacitado en el núcleo familiar o en la madre. “Los padres en muchos casos son los que sufren mayor depresión”. (Kasan y Marvin 1984), debido quizás a la dificultad que tienen para expresar sus afectos, en este sentido, suelen presentar un acercamiento progresivo y gradual, en cambio las madres muestran periodos de euforia y crisis, presentando una mayor tendencia a la aflicción, a sentir sentimientos de culpa y a necesitar exteriorizar sus sentimientos, lo que les ayuda a evitar la depresión.

 

Al interior de las aulas o espacios de rehabilitación, el padre brilla por su ausencia. Es común identificar que el mayor peso de la responsabilidad a este nivel es delegado y asumido por las madres, las mujeres. Son ellas, las que asumen en ocasiones de manera estoica el compromiso de “sacar


adelante a sus hijos”, haciendo frente a cualquier adversidad, asumiendo cualquier costo, hasta el descuido y la renuncia hacia sí misma. Es común identificar a muchas madres que “dan la vida por sus hijos”, y esto en el sentido estricto de la palabra es permutar su vida por la de su hijo. (Kazán y Marvin 1984)

 

MADRE/PADRE (Cuidadora primaria) (cuidador secundario).

 

Las madres con hijos con discapacidad, la expresión o sentimiento de duelo se manifiestan ante la realidad de tener un hijo con deficiencia, hecho que repercute dolorosamente en ellas, ya que estas pierden la ilusión y la idea del hijo perfecto, sano y “normal”. En el duelo del padre aparecen con mayor intensidad sentimientos de rechazo, vergüenza, tristeza, etc. Todo lo cual a su vez disminuye la motivación y participación activa del padre en la aceptación    y    rehabilitación    del    niño.   No exteriorizan sus sentimientos y no lloran, e incluso evitan cualquier mención o referencia de su “pérdida” y muchas veces se incorporan rápidamente a su vida corriente, siendo esta una forma aparentemente “normal” de afrontar la pérdida. Soifer (1993)

 

La interrupción de la trayectoria laboral de la madre, la reducción de la esfera de las relaciones sociales, la desaparición del tiempo libre, la eliminación de las visitas a los amigos, constituyen frustraciones vitales, que pueden conducir al rechazo por el hijo (reacción involuntariamente inconsciente), que no necesariamente conduce al abandono de este. Se dedica por entero a cumplir su rol de “madre del hijo discapacitado” y olvida que tienen otros hijos (en los casos en que exista), un esposo que también sufre, etc. Evita sus obligaciones como padre de manera inconsciente muchas veces deja sola a su cónyuge. Cree que es ella quien tiene la obligación de velar por el bienestar del hijo que procreado.(Paniagua. 2001)

 

Se crea una situación cíclica porque la madre puede percatarse, con ayuda externa o sin ella, de su estado y una reacción la llevaría a atender los roles abandonados, lo que la lleva a autoevaluarse como “mala”, por no dedicarle todo el tiempo al hijo discapacitado, por lo que los vuelve a abandonar, ahora con mayor fuerza y mayores sentimientos de culpa.. (Giberti, E. 1999)

 

Conclusión

 

 

De acuerdo a lo ya analizado, la figura paterna y materna afrontan de manera muy diferente la discapacidad de un hijo así con esto se muestra la negación del padre la cual prevalece por más tiempo y se acorta sensiblemente para la madre. El padre pasa por la negación la cual le ayuda a conserva la esperanza de que pueda existir algún error en el diagnóstico con esto evita mirar la situación real y distorsionan los hechos para que parezcan más aceptables, se comportan fríos calculadores y prácticos hacia la situación, dejando la mayor parte del tiempo a la madre sola con una ayuda no involutiva. Así entonces la figura materna se erige o edifica dentro de la familia que tiene un hijo con discapacidad como la figura predominantemente de mayor valor por afrontar con mayor entereza, asertividad, protección y amor a un hijo de tales características.

 

 

ELABORADO POR: PSIC. MARIA ESTHER CHAVEZ 

 

 

 

LAS MENTIRAS EN LOS NIÑOS

En este resumen se describirá y analizará el acto de la mentira en los niños, vamos a descubrir las motivaciones que lleva a un niño a tal conducta, ya sea como un medio o un instrumento.

 

Primero quisiera retomar a nuestro psicólogo por excelencia Jean Piaget quien en 1984, toma este concepto de la mentira de forma indirecta, en sus estudios del juicio moral del niño se sirve de situaciones donde aparece una mentira. Él define el término mentir como traicionar consciente e intencionadamente la verdad.

 

Por otro lado Paul Ekman (1999) es uno de los psicólogos que ha dedicado sus estudios a esta conducta de la mentira, define mentir como engañar a otra persona deliberadamente, es una característica tan central de la vida que una mejor compresión de ella resultaría pertinente para casi todos los asuntos humanos. Para Ekman existen dos formas de mentir: ocultar o falsear.

 

En relación con las emociones que podrían manifestarse a la hora de mentir son: el miedo a ser descubierto, un sentimiento de culpabilidad y el placer que produce el juego del engaño. Leung, Robson & Lim (1992) realizan una investigación donde concluyen que la mentira es un problema común en los niños, es una tendencia natural de ellos.

 

Paul Ekman (1999) es el autor más representativo de esta postura de que el niño miente y en su libro “¿Por qué mienten los niños?” indica que los niños son capaces de mentir a una edad mucho más temprana de lo que los adultos creen. A los 4 años, y quizás antes, algunos niños saben mentir, y de hecho lo hacen. No es que se estén equivocando, ni confundiendo la fantasía con la realidad, sino que están intentando deliberadamente engañar.

 

¿Cómo responde el adulto ante la mentira del niño?

Podemos señalar que la mentira es un acto social. Entendemos que la intención es engañar y lo podemos definir como un acto mentiroso por parte del que lo lleva a cabo podemos decir que hay intención de mentir, lo importante es que para que sea una mentira el receptor de la mentira no deberá darse cuenta. Entonces se señala dos condiciones para la construcción de la mentira: conocer lo real y construir lo imaginario (para construir la mentira se necesita imaginación).

 

Para responder a la mentira de un niño será importante dejar de lado el aspecto moral de la mentira con esto quiero decir que es parte de nuestra vida cotidiana las mentiras de todo tipo, que no parecen tener fines reprobables o motivaciones condenables, sino mas bien dignas de comprender para saber cómo actuar en consecuencia.

 

Los adultos lo que más les preocupa es la violación de las reglas y el orden establecido socialmente que se genera con la mentira y sobretodo que se debilita la confianza en las relaciones. Podemos decir que la mentira atenta contra la franqueza de la relación. Es un trasgresión al encuentro de esas personas.

 

Podemos decir entonces que el que miente cambia la situación cuando la reacción lógica le parece desventajosa presentando gracias a la mentira, una situación más favorable para él. Desde el punto de vista del que miente, hay diversas variantes para analizar, como el sí se puede mentir para evitar una sanción por una falta cometida, para huir del peligro.

 

O cuando se miente para disimular una acción reprobable, se puede entender como un sentimiento de nostalgia por la inocencia, una tentativa para escapar al sentimiento de culpa.

 

Como lo hemos mencionado el que miente no siempre trata de ocultar, sino mas bien busca una ventaja, como el niño que llega a mentira por sus calificaciones en la escuela buscando la ventaja que tiene el reconocimiento y utiliza la mentira para lograrlo.

 

En cuanto a los niños de 3-4 años se puede hablar de una pseudo-mentira, una originalidad del pensamiento infantil, se encuentra como figura en un estadio precoz por lo que no pueden ser mentiras condenables a la moral.

 

Entonces, ¿qué son las  pseudo-mentiras y motivaciones? Las pseudo mentiras son afirmaciones contrarias a la realidad por lo menos a imagen que adulto tiene de la realidad. Es común que se presenten como afirmaciones o negaciones improvisadas, tratando de invertir la evidencia, los datos de la situación, por ejemplo: cuando un niño a tomado un objeto y dice que el objeto que tienen no lo ha tomado este, sino acusa al hermano de tomarlo. La pseudo-mentira tiene aparentemente, un carácter lúdico del cual debemos sospechar, donde podemos ver que la imaginación está en juego directamente como ya se ha mencionado.

 

Bien sabemos que el niño obra conforme a sus deseos con el fin de alcanzarlos y también obra conforme a su imaginación e imitación, como cuando de niños los padres nos pedían “di que no estoy” al atender una llamada para que la cena no se enfríe, entonces será posible que posteriormente se responda con una mentira a la pregunta de ¿te lavaste las manos? Con tal d que no se enfríe la comida, aunque en ese momento de niños no se esté experimentado que se está cometiendo una falta.

 

Entonces puede ser que como adultos podamos formular juicios, que para nosotros tienen una determinada significación pero quizá para el infante, no. El niño puede actuar con espontaneidad ante tales hechos y no medir las consecuencias. Por lo que,  si nos conducimos con las pseudo-mentiras como si el niño fuera plenamente capaz de medir las consecuencias, de seguir el trayecto pleno de su incidencia sobre su personalidad y sobre sus relaciones sociales, o su sentido moral, nos adelantamos a juzgar antes de acompañar, escuchar y guiar.

 

Para ello es primordial detectar las motivaciones que conducen al niño hacia la mentira. La mentira tiene mucho de imaginación, pero no toda imaginación es una mentira. Para que se hable de mentira, el que miente sabe que engaña al otro.

 

¿Cuáles son las motivaciones de la mentira en el infante?

 

Detectar las motivaciones de la mentira en el niño nos permitirá acompañarlo en el desarrollo o maduración afectiva con la idea de que el intercambio modula y recrea.

 

 

Es decir, que si un niño de dos ó tres años “miente” y se ríe con nosotros porque somos cómplices de su “mentira” y nos reímos con él porque lo que dice es evidentemente una mentira, está jugando con nosotros y a través del juego, nosotros también podemos organizar, limitar zonas, explicar.

 

 

También se puede decir que con la mentira un niño puede buscar un acercamiento afectivo, como una niña pequeña que decía vivir en la empresa donde trabajaba su mamá. At través de lo que mentira expresaba  una idea que le hacía sentirse más cerca de mamá, con esta mentira o idea fantaseada podía tolerar la ansiedad de separación y sentirse unida afectivamente a la madre en su ausencia.

 

 

Hay mentiras con las que el niño se ha dado cuenta que se asegura algo. Es el caso del niño que miente porque sabe que así se evita un castigo, o aquél que dice no tener tarea para asegurarse la tarde libre.

 

 

Otra motivación, es la mentira que tiene que ver con el sentimiento de grandiosidad. Es una mentira que les permite sentirse libres de la humillación del sometimiento al adulto. Por ejemplo: cuando dicen haber obtenido una buena calificación en la escuela, pero no para evitar el castigo que ello podría ocasionar, sino para sentirse grandes y poderosos frente a un sentimiento de humillación por el fracaso.

 

 

Muchas veces, los niños nos mienten a los adultos para evitarnos sufrir. Para evitar un daño. Tienen la idea de que algo nos hará sentir mal, y nos mienten para evitarlo.

 

 

Bibliografía:

 

Ekman, P. (1999). Por qué mienten los niños. Barcelona: Paidós.

Leung, A.K.; Robson, W.L. & Lim, S.H. (1992), Lying in children. Journal of the Royal Society of Health, 112, (5), 221-224.

Piaget, J. (1984). El criterio moral en el niño. Barcelona: Martínez Roca.

 

 

ELABORÓ: PSIC. KATIA CORONA DE LA BORBOLLA

 

 

 

AMAXOFOBIA

¿QUÉ ES LA AMAXOFOBIA?

 

Es una fobia llamada Amaxofobia. Proviene del griego (ama-carro) (fobia-carro)  considera dentro del DSM-V, como una de las clasificaciones de fobias específicas. Se inicia con una aguda crisis de ansiedad que en ocasiones surge un ataque de pánico, mientras se conduce.

 

Surge la intensa sensación de falta de control por lo que la experiencia provoca una negativa y es acompañada de una serie de pensamientos catastróficos, sobre lo que puede suceder por lo que llega a provocar un accidente.

 

Este tipo de personalidad alberga constantemente pensamientos negativos, “soy peor”, “soy inferior”, etc, van incrementando la baja autoestima por lo que refuerzan el miedo y la inseguridad.

 

Las personas que son afectadas por la Amaxofobia:

·       Conductores que no superan los dos primeros años:

                                             I.          Al principio presentan estrés

                                           II.          Sienten frustración e incompetencia de no conducir

·       Conductores habituales con experiencia:

                                             I.          De 3 a 5 años, presentan episodios de ansiedad por autopistas o carreteras.

                                           II.          Presentan estrés laboral o personal.

·       Conductores que han sufrido una experiencia traumática.

                                             I.          De acuerdo a un estudio que realizaron en la ciudad de México; indicaron que el año 2005 se estimaba un 30% experimentaban miedo y un 12% experimentan limitaciones.

 

¿Cómo superar la Amaxofobia?

a.     Modificar las ideas y pensamientos erróneos sobre el tráfico y sí mismo.

b.     Técnicas progresivas y guiadas.

c.     Desarrollo de un autocontrol emocional en la situación del problema.

d.     Mejorar habilidades psicomotrices propias del manejo

e.     Aumentar recuerdos positivos sobre la capacidad de conducir.

 

Consejos para superar la Amaxofobia

a.     Crear un ambiente calmado en el automóvil

b.     Practicar la respiración abdominal

c.     Realizar técnicas de relajación Muscular Progresiva

d.     Utilizar afirmaciones positivas

e.     Escribir tus miedos y posteriormente clasificarlos de menor a mayor

f.      Determinar cuándo acudir a atención psicológica.

 

 

Elaborado por: Psic. María Esther Chávez Díaz

 

 

 

INFECCIONES DE TRANSMISIÓN SEXUAL

 

 

Uno de los temas sumamente importantes que se deben abordar a lo largo de la vida de los hijos y en general de la población, es la educación sexual.

 

Podemos pensar que es un tema complicado de abordar e incluso llega a ser motivo de vergüenza para los padres e hijos, pero es un tema que forma parte de la cultura general de cualquier ciudadano y debe tomarse con  seriedad.

 

Dentro del ámbito sexual hay un sinfín de temas que pueden abordarse, sin embargo las infecciones de transmisión sexual deben estar como prioridad.

 

Es importante que se tenga la información correcta y necesaria acerca de este tema, puesto que eso servirá para poder identificar si se está observando o viviendo una situación similar y poder acudir a algún profesional de la salud.

 

Los padres deben estar informados, ya que de ellos depende la información que sus hijos y futuras generaciones conozcan del tema.

Si algún día tu hijo pregunta sobre esta información, a continuación se menciona a las ITS más comunes.

 

 

Existen 4 ITS que tiene cura, las cuales son: sífilis, gonorrea, clamidia y tricomoniasis.

 

Y existen otras 3 que no tienen cura lamentablemente, que son: VPH (virus de papiloma humano), VIH/SIDA y herpes.

 

 

Ahora se mencionan los síntomas que se pueden presentar en cada una de ellas:

SIFILIS

y     Llaga única, pequeña e indolora.

y     Inflamación de ganglios linfáticos

y     Erupción cutánea en manos y pies

y     Puede ocasionar problemas de salud serios e incluso la muerte

 

 

GONORREA

y     Hemorragias entre periodos

y     Dolor abdominal

y     Aumento en secreciones vaginales

 

 

CLAMIDIA

y     Flujo vaginal anormal (espeso, amarillento), con fuerte olor

y     Sensación de ardor al orinar

y     Dolor durante las relaciones sexuales

y     Sangrados fuera de la menstruación

 

 

TRICOMONIASIS

y     Se presenta 5-28 días después de la infección

y     Existe secreción vaginal verdosa o amarillenta

y     Molestia durante las relaciones

y     Olor vaginal

y     Dolor al orinar

y     Picazón dentro o alrededor de la vagina

 

 

HERPES

y     Llagas en el área genital o rectal, glúteos y muslos

y     Ampollas que se rompen y vuelven dolorosas

 

 

VPH

y     Verrugas en diferentes partes del cuerpo

y     Riesgo de desarrollar cáncer

 

 

VIH/SIDA

y     Daña al sistema inmunitario mediante la destrucción de glóbulos blancos

y     Inflamación de los ganglios

y     Síntomas parecidos a la gripe

 

 

Tomando en consideración la información anterior, no dejes que pase el tiempo e infórmate, puedes acudir a tu centro de salud más cercano y pedir informes acerca de cualquier situación de la cual tengas duda.

 

 

Hazte responsable de tu cuerpo y edúcate para poder tener calidad de vida sexual.

 

 

 

Elaborado por: Psic. Elizabeth Solorio Cárdenas

 

 

LA MUERTE ANTE LOS NIÑOS

Introducción

 

Sin duda alguna una de las etapas más relevantes en nuestra vida es la infancia, en donde los niños son producto del amor entre dos personas que son pareja, cuyo objetivo es verlos felices, que su desarrollo sea el más apto, en las mejores condiciones ya que se desea rían, jueguen, en su momento también lloren, que demuestren sus emociones y reconozcan quienes son. Todo esto con la finalidad de construir adultos fortalecidos, expresivos y con una autoestima positiva.

 

Pero uno de los temas que es difícil afrontar e informarles a los pequeños es el de la muerte etapa de transición entre la vida y la ausencia de esta entre el cuerpo y el alma.

Cuando se nos muere un ser querido y existe en la familia niños a veces no sabemos qué hacer, si decirles lo que está pasando o no, si llevarlos al funeral o no y este es un tema difícil de manejar pues como adultos tenemos ya prejuicios los cuales originan que desconfiemos de cómo manejar ciertos temas en los adultos.

 

Hace ya casi un mes vivimos una de las tradiciones más grandes en nuestro país, el día de muertos en donde nuestra cultura dice que pongamos nuestras ofrendas con todo aquello que le gustaba a nuestros seres queridos, sus fotos, que adornemos con flores lindas de cempaxúchitl y aterciopeladas, además de que hay quien desea vivir otras tradiciones como los Halloween en donde los niños se disfrazan y piden dulces como parte de una tradición.

 

Justo ahora en nuestro séptimo arte se presentó una película familiar de caricaturas COCO, donde se expresó a todo el público en especial a los niños el tema de la muerte. Ha tenido mucho éxito ya que se abordó el tema con mucha delicadeza y con todas nuestras tradiciones y creatividad e imaginación; de hecho, es una de las más taquilleras justo en la actualidad.

 

La muerte es una etapa de la vida que todo ser humano enfrenta; sin embargo, cuando es el niño el que la enfrenta, existen características especiales que lo diferencian de las demás etapas. Al hablar de enfermedad o muerte, se maneja el tema con horror o como un suceso antinatural, cuando no es así, pero sí muy doloroso.

 

En este momento quise hablar de este tema ya que en la semana que paso en la Clínica de Atención Psicológica Dalinde atendimos a una familia la cual estaba pasando por un accidente de un hombre esposo y padre de familia de tres pequeños el cual debido a una explosión de gas perdió un brazo y a su vez tuvo muerte cerebral, lo que origino que perdiera la vida. Se dio manejo integral a la esposa del Sr. y a su vez se fue preparando progresivamente a los niños para finalmente informarles sobre el fallecimiento de su padre. Todo esto me trajo demasiada reflexión, en mi sucedió la pregunta madre ¿realmente el psicoterapeuta está preparado metodológicamente para saber qué hacer en un caso así? Ya que nuestra psicología por medio de la psicoterapia es tan general el abordaje que hacemos que no existen varias especialidades que podamos estudiar a la vez, las lecturas, los artículos, diplomados, cursos, simposios, etc. son los que nos van preparando y especializando y entonces es por todo esto que pensé en realizar este ensayo.

 

Por ello el desarrollo consta de saber que es la muerte, como la podemos ver como adultos desde diferentes definiciones y posteriormente como poder abordar la información en los niños y posteriormente como poder ayudarles a que vivan el proceso de duelo.

 

 

Desarrollo

 

Iniciemos con ¿qué es la muerte? Para Pérez Tamayo, R. (2016) la muerte es, finalmente, inevitable. Todos los seres humanos somos mortales y, a partir de cierta edad, todos lo sabemos, aunque muchos prefieren ignorarlo. La muerte individual aparece en el mundo biológico al mismo tiempo que la reproducción sexual y desde un punto de vista evolutivo parece ser consecuencia de ella, porque cuando un ser vivo pierde la capacidad de dejar descendencia también cesa de tener relevancia en el proceso de la evolución.

  

Para las personas religiosas morir significa la separación del cuerpo y alma, es decir, la vida no se acaba porque un cuerpo ya no sirve, sino que continúa de la mejor forma, con su alma, ésta va a ser juzgada por los buenos y malos actos realizados durante la vida.

 

De acuerdo al Diccionario de la Real Academia Española, la muerte es cesación o término de la vida. Por otra parte, en el mismo Diccionario de la Real Academia Española, el vocablo “duelo” tiene tres acepciones: 1. Dolor, lástima, aflicción o sentimiento, 2. Demostraciones que se hacen para manifestar el sentimiento que se tiene por la muerte de alguien y 3. Reunión de parientes, amigos o invitados que asisten a la casa mortuoria, a la conducción del cadáver al cementerio o a los funerales. Nos referimos al conjunto de fenómenos que los seres humanos manifestamos en los ámbitos psicológico, biológico y social tras una pérdida afectiva. El duelo consiste en un proceso adaptativo, es decir, que “se va elaborando”.

 

Como podemos observar son varias las formas de visualizar a la muerte, sin embargo; desde la concepción de los niños es complejo ya que para ellos que inician una etapa de vida se encuentran descubriendo muchas emociones dentro de las cuales el manejo de un duelo es sumamente doloroso por lo que enfrentarlo a dicho acontecimiento puede originar retraimiento, tristeza, enojo, soledad, el chantaje llamando la atención, entre otras emociones y síntomas físicos como no comer bien, observar su semblante con una aplanamiento afectivo.

 

Es por ello que hay que tomar en cuenta el cómo se trata este tema con los niños, hasta los 3 o 4 años hay una ignorancia relativa del significado de la muerte y no se considera como algo definitivo. Se suele confundir la muerte con el dormir.

 

Entre 4 y 7 años, la muerte sigue siendo un hecho temporal y reversible, y los muertos tendrían sentimientos y funciones biológicas. Pueden preguntar cómo come el fallecido o si va al cuarto de baño. También puede haber “pensamientos mágicos”, en el sentido de que pueden creer que un mal pensamiento de ellos causó esa muerte. Entre 5 y 10 años, la muerte sería final e irreversible, pero los muertos conservarían algunas funciones biológicas. En muchos niños antes de los 10 años, la muerte sería irreversible y consistiría en el cese definitivo de todas las funciones biológicas. En casi todas estas edades, el hecho de la muerte le ocurre a los demás y no se piensa en una muerte propia.

 

Podemos decir que existen diversos puntos de vista sobre el manejo de un duelo, de hecho un recién nacido no comprende, no tiene apego emocional, sin embargo, las caricias y mimos le ayudarán en gran medida a su estado de salud. Un niño en edad preescolar tiene miedo de la separación de sus padres, facilitarle la posibilidad de que uno de ellos permanezca a su lado le ayudará a tener mejor actitud. Para el ser humano en general la satisfacción de las necesidades básicas es prioritaria ya que es indispensable el contacto físico, caricias, palabras de afecto y buen trato. Esto influye sobre manera en lo sentimientos de seguridad y confianza. En la siguiente tabla se mencionan otros de los puntos de vista que podemos tomar en cuenta como un referente.

 

Tabla 1. Características sobre el manejo de duelos en niños

 

CARACTERÍSTICAS SOBRE EL MANEJO DE DUELO EN LOS NIÑOS

A menor conciencia menor dolor, a mayor conciencia mayor dolor

Antes de los 3 años no hay comprensión cognitiva de la muerte, el concepto de “para siempre” no existe a esa edad.

A los 4 años los niños se sienten orgullosos de su cuerpo, ya que existe un control, razón por la que comienzan a temer a los doctores, al dolor, a la mutilación, etc.

A los 5 años relacionan la muerte con los ancianos, no la relacionan consigo mismos.


 

A los 6 años relaciona la muerte con el castigo, en ésta etapa inicia el interés por las causas que llevan a la muerte y no por muerte en sí misma.

A partir de los 6 años y hasta los 11, comienza a sentir curiosidad por lo que ocurre después de la muerte.

Los niños relacionan la muerte con el acto de agredir o matar, por lo que tiene más miedo a la forma que al morir en sí.

A partir de los 10 años ya tiene un concepto claro de la muerte: Irreversible, universal e inevitable.

Va tomando conciencia de su finiquitud, aunque ve su muerte como un hecho lejano

La resolución de cómo toman la muerte dependerá de su edad, la evolución de cómo tomen las cosas o también hay casos en donde el niño tiene una enfermedad terminal y depende de la evolución de la enfermedad, de la misma relación que tenga con sus

familiares así como el grado de confianza o bien de dependencia hacia el fallecido.

 

Es muy importante mantener un dialogo con los pequeños directo, breve y con transparencia, sin ocultar lo que está sucediendo porque como se ha mencionado con anterioridad ellos son muy adaptables al medio en el que se les coloque siempre y cuando puedan expresarlo con el juego.

 

La forma en que procesen la información también determina el apego o la figura que representa la persona en el niño, si es su padre, su madre, algún hermano, o tío o los abuelos, el poder mencionarles que han muerto y que ya no los podrán ver en presencia pero que si podrán vivir todos sus recuerdos en ellos mismos. Es importante que si el familiar se encuentra en el hospital sería recomendable que les indique su mamá puede realizar algún dibujo para expresar sus emociones y sentimientos hacia ese familiar que está enfermo o grave o en una situación de muerte. Ya que como los niños por políticas de los hospitales no pueden ingresar a las habitaciones y menos a terapia intensiva, se requiere hacerles ver que ellos están presentes con su familiar.

 

En algunas ocasiones las madres piden que pueda ingresar el niño a despedirse de su familiar, sería interesante determinar cuáles son las causas de la petición pues a veces es más la demanda de la madre, que lo que los niños están solicitando.

 

La muerte es un proceso natural que, si no pusiéramos demasiado peso en ella, podríamos afrontarla como un camino de alegría hacia otra dimensión o como transmutación a una nueva vida, pero por la carga que le ponemos la vivimos con dolor, con tragedia, con horror, con llanto con oscuridad, con egoísmo a veces ya que hay pacientes que sufren y que aun así la familia desea retenerlos y que vivan más.

 

Si hiciéramos conciencia de que a las cosas hay que llamarles por su nombre, desde pequeños a los niños se les podría indicar que es la vida, que es la muerte, que es el amor, como nacieron, etc. o bien temas de sexualidad con libertad y no encaminadas al libertinaje.

 

La psicología es una ciencia disciplinar encargada de la conducta del ser humano en donde por medio de la psicoterapia podemos dar diversas alternativas de solución a las problemáticas de nuestra sociedad. En este caso existe la psicoterapia infantil que como ya se ha indicado es un medio terapéutico mediante técnicas y herramientas lúdicas (de juego) que permiten al niño el expresar sus emociones y sentimientos y acomodarlas de forma que procese la información adecuadamente y que se adapte a las circunstancias en las que se encuentra.

 

De acuerdo con el DSM-IV (1995) un duelo es una reacción normal ante la muerte de una persona querida manifestada por algunos individuos mediante sentimientos de tristeza, insomnio, anorexia, pérdida de peso, etc. la persona que atraviesa un episodio de duelo considera su estado como normal.

 

Es importante considerar que también existe material como cuentos o material didáctico que los padres pueden adquirir en varios lugares especiales y que pueden facilitar la explicación de las cosas.

 

Conclusiones

 

A manera de conclusión podemos decir que la muerte es parte de las etapas del desarrollo del ser humano, es el desprendimiento del alma en el cuerpo, en donde dejamos se existir en vida y se dice que se inicia una nueva vida espiritual del alma. Es una cuestión dolorosa ya que dejamos de ver a nuestros seres queridos, aquellos con los que establecimos un apego una vinculación afectiva demasiado fuerte.


Como lo mencionaba en la introducción para los adultos es mucho más complejo vivir la muerte de un ser querido, el proceso de duelo se nos complica afrontarlo, en cambio en los niños es diferente ya que ellos con las actividades lúdicas que se les dejen realizar ellos pueden expresar en los juegos su duelo y a su vez procesar las emociones de forma que pareciera se les olvida, pero no es que se les olvide, sino que lo procesan de forma más sencilla.

 

En este mes de noviembre como se mencionó de forma introductoria la película coco fue una gran opción en donde pudimos observar que los niños se emocionaban, pero también comprendían y se entristecían, además de establecer un dialogo activo con sus padres, ya que se escuchaba que también expresaban de forma afligida sus emociones por lo que sucedía en la trama.

 

Podemos decir que es necesario que los psicólogos en el manejo infantil pueden prepararse de la mejor manera buscando una forma metodológica para poder explicarles a los niños el duelo que viven. No solo por un ser querido en meses atrás para ser más específicos en septiembre debido a los eventos naturales que se suscitaron pudimos ver como para la humanidad ese proceso de duelo ha siendo complejo y para los niños de igual forma el comprender que sucedió porque se movió la tierra, que les pasará, porque los rostros eran de angustia de los adultos, porque los vivires en brigadas, el ponerlos a ellos a participar, fue una forma de elaboración del duelo.

  

Por ello ayudemos a afrontar a la muerte de forma asertiva en los niños, siendo padres honestos, directos y breves. Que otorguen amor, cariño, abrazos, caricias, que jueguen con sus hijos y que pongan una ofrenda, que se diviertan para con sus seres queridos que ya partieron inclusive en el panteón, en una misa si la familia es católica, en una oración, de muchas formas podemos visualizar a la muerte como positiva.

 

 

Bibliografía

 

 ·       CIE–10. (2000): Clasificación Internacional de la Enfermedades. Médica Panamericana, Madrid.·       Coderch, J. (1995): Las aportaciones de Melanie Klein. La posición depresiva infantil y su relación con el duelo normal y con la psicosis maníaco–depresiva. En: Psiquiatría Dinámica. Herder, Barcelona. pp357-63.

·       DSM-IV (1995) Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales.

 Masson, Barcelona

·       Peña Frade, L., Montaña de Barragán, C. (2001): Manejo del duelo en niños y adolescentes desde el enfoque cognitivo–conductual. En: Manual de Psicología clínica

·       Pérez, R. (2013) El médico y la muerte. Artículo obtenido de http://www.facmed.unam.mx/eventos/seam2k1/Ponencia_Agosto.pdf el 18 de Noviembre del 2017

·       Pérez, R. (2016) La muerte. Ed. El Colegio Nacional.

 

·       Real Academia Española (2014) 23.ª edición. Madrid: Espasa Libros

 

 

Viridiana Romero Manzo

Universidad Gestalt de las Américas, S.C. México

                                        psic.viridiana.romero@gmail.com

 

 

 

 

LOS LÍMITES EN LOS NIÑOS

INTRODUCCIÓN.

 

 

Como sabemos la energía positiva que nos renueva y hace que el mundo se mueva para construir sentimientos de felicidad, son los niños, ya que son esos seres humanos en desarrollo que tienen inocencia; carecen de maldad y lo único que importa es a través de una sonrisa, de juegos y caricias hacer de nuestra convivencia un mundo mejor. Sin embargo; es muy importante coadyuvar a la educación de ellos. Dentro de los aspectos más relevantes esta construir una estima positiva, mediante una vinculación afectiva adecuada, así como el poner límites para que puedan tener un control en su accionar de forma favorable, que les aporte valores, costumbres y todo lo necesario para ser mejor personas y crecer aportando a la sociedad.

 

Es importante que los padres de familia se interesen en estos temas que mejoraran el desarrollo de sus hijos, si bien es cierto no hay gente buena o mala, cabe mencionar que su comportamiento como adultos dependerá de su accionar desde la infancia.

 

Acorde con las teorías de Freud, Erickson, Piaget, Vigostsky y Bowlby, es importante trascender etapa tras etapa el desarrollo de la conducta del ser humano pues eso va fortaleciendo nuestro self, para manejar las emociones de manera óptima. El objetivo de estos autores era empoderar a los niños en su madurez, en su desarrollo biopsicosocial, para enfrentarse a las vivencias que se les fueren presentando y construir conocimientos internos que como adultos les aporten fortaleza en su interior, en su forma de pensar y de mostrar sus emociones.

 

¿Hoy en día en este mes de septiembre del presente año, ante la adversidad que atravesamos el día 19, una de las situaciones más preocupantes ante el terremoto para los psicoterapeutas son los niños, ya que ante este fenómeno de la naturaleza es como estar ante una amenaza de nuestro escudo de armas en donde son variables que no podemos controlar, pero si podemos prever, pero los niños ante esta vivencia no llegan a comprender en primer plano que está pasando porque se movió la tierra? Lloran como primer mecanismo de defensa ya que se asustan y muestran miedo, así como angustia y ansiedad, emociones mismas que no se encuentran del todo preparados para afrontar.

 

Puedo decir que una vez más ante lo anteriormente mencionado es importante fomentar el manejo de emociones en los pequeños y poner límites en todos los sentidos, en el momento de un evento catastrófico, en el accionar ante cualquier situación, en autocontrol por la ansiedad que puedan presentar, en algunas conductas que son poco favorables, en como muestran sus emociones y direccionarlos. Por ello a continuación expondré algunos aspectos importantes de porque los padres deben hacer uso de los límites para con los hijos.

 

Esta vez la idea es hacer un análisis sobre la importancia que tiene el poner límites en los niños, el desarrollo de la niñez es el estudio de los procesos y los mecanismos que acompañan el desarrollo físico y mental de un infante mientras alcanza su madurez; por ello es sumamente importante que la psicología infantil accione bajo un entendimiento claro y conciso para que los padres puedan accionar con sus hijos.

 

 

DESARROLLO.

 

 

En nuestra sociedad hoy en día la vida de ser padre o madre se encuentra muy limitada, hay tiempo restringido por cuestiones laborales, justo los trabajos son de más de 8 hrs, existen presiones en nuestra forma de vivir, el tener rol laboral y parental te hace vivir doble jornada y encontrarte cansado, las escuelas y los colegios son demandantes ya que lo que le corresponde a los profesores ha variado, la tecnología es otro de los aspectos que ha originado demasiados cambio tanto de forma positiva como aversiva, los estilos de crianza son diferentes debido a que existen modelos diferentes de pareja por ende de familia. Aún quedan familias tradicionales en donde se siguen venerando los valores y costumbres; pero en esta se llegan a dar los divorcios los cuales traen consecuencias en la conducta de los niños  y sobre todo en sus emociones. Familias monoparentales, políticas, progenitores homosexuales, abuelos, etc. Los estilos de crianza también influyen en la forma de comportarse de los niños, si hay una crianza restrictiva autoritaria o de negociación, de estilo negligente o permisivo. La pregunta es ¿qué debemos saber sobre un niñ@?

 

Anteriormente se les consideraba a los niños como adultos miniatura, actualmente ya se conocen las diferencias entre infantes y adultos, tomarlas en cuenta es primordial pues hay que saber cómo manejar la conducta de ambos. Sin embargo; la importancia para facilitar a los padres la difícil tarea de educar a sus hijos.

 

Desde el punto de vista físico, Sobrino (1992) menciona que debe de considerarse lo siguiente:

 

1.     Saber la importancia de las proporciones de su cuerpo que no son iguales: el niño tiene la cabeza mucho más voluminosa en relación con las demás partes de su cuerpo, que el adulto.

 

2.     Su cuerpo es más frágil: sus huesos todavía son susceptibles de deformación, le falta fortaleza muscular, la pared del corazón es débil al igual que su sistema nervioso.

 

3.     Su digestión, el ritmo cardiaco y cauterización son más rápidas.

 

4.     En cuanto a los aspectos psicológicos, es dependiente mientras más pequeño este, principalmente de su madre por la vinculación y apego que existe. Su memoria, imaginación e impulsos se mezclan y se cofunden, posee una imaginación exuberante, ejecuta actividades creativas, tiende a imitar, hay una extrema sensibilidad en ellos, así como mayor persistencia o terquedad.

 

Por eso los limites son las acciones que los padres y docentes hacen o dejan de hacer para orientar la conducta de sus hijos o estudiantes, hacia metas establecidas.

 

Un límite quiere decir hasta donde podemos llegar. El límite es la frontera psicológica necesaria para salvaguardar el espacio físico y emocional que todo ser humano necesita para desarrollar su identidad, autonomía e independencia.

 

Los límites son aquellos que otorgan seguridad y protección en los hijos, ya que van adquiriendo sus propios referentes y pautas de conducta, lo cual ayuda a formar la escala de valores en los niños. Hoy en día desde que le preguntas a un adolescente o adulto cuál es su escala de valores, parece que le hablas en otro idioma o que realmente no es relevante ese tema pues no sabemos que valores formaron nuestros padres en nosotros.

 

Los límites son normas de conocimiento, de aquello que se puede hacer y lo que no, están ligados a la educación y dirigen hacia el autocontrol.

 

La importancia de aplicar los limites es porque con ellos el niño asume sus responsabilidades y en la vida adulta justamente aporta a hacernos cargo de lo que deseamos.

 

El poner límites ayuda a adquirir seguridad y confianza, además de permitir adaptarse a la vida social.


 

Los limites tiene ciertas características, objetividad, firmeza, acentuar lo positivo, guardar distancias, explicar los porque que los niños se plantean constantemente, sugieren nuevas alternativas, entre muchas características más.

 

Minuchin (2003), expresa que la estructura familiar tiene la capacidad de ajustarse cuando hay cambios tanto internos y externos que contribuyen a que evolucione, a que asuma nuevos retos sin perder la identidad que proporciona seguridad y un marco de referencia a la familia. Sin embargo, cuando hay cambios, se resiste cuando se dan más allá de sus capacidades y hace por conservar pautas preferidas que ha mantenido durante cierto tiempo. Cuando se dan situaciones de desequilibrio como en el caso de las familias monoparentales, y se considera que algunos miembros no cumplen con sus responsabilidades aparecen exigencias de lealtad y estrategias para provocar sentimientos de culpabilidad.

 

La familia como sistema constituye su diferenciación y sus funciones por medio de subsistemas. Estos se constituyen por generación, sexo, interés o función. Cada persona de la familia pertenece a diferentes subsistemas en donde posee distintos niveles de poder y en los que aprende habilidades diferenciadas. En estos subsistemas se aprende a ser persona, a distinguirse cada integrante como “yo soy” y se desarrollan habilidades interpersonales.

 

Para Minuchin (2003), es muy importante para el funcionamiento de una familia el establecimiento de límites. Estos los constituyen las reglas, las cuales definen quiénes participan y de qué manera. La función de los límites es proteger la diferenciación de los integrantes del grupo familiar y el funcionamiento adecuado de la familia. Por ello, deben ser claros y han de definirse de la manera más precisa para permitir a las personas el desarrollo de funciones sin interrupciones y el contacto entre los miembros de un subsistema a otro. Es decir, los límites demarcan el espacio entre una familia y otra, entre los miembros de un grupo familiar. Esta comprensión permite el ingreso al espacio donde se desenvuelve la familia, entender sus acciones y lo que acontece cotidianamente. Se puede leer como un mecanismo de protección de la familia ante los riesgos externos a que está expuesta.

 

La importancia de conocer las reglas de una familia es que permiten a las personas relacionarse, ser comprendidas y anticipar su comportamiento. Por esto, cuando un miembro se desvía de las reglas aparecen mensajes, gestos, etc., que señalan que no se permite y se entra en una zona de alerta que genera estrés y conflictos. Según Olhaberry y Farkas (2012), los comportamientos señalados de las personas por medio de la interacción son una meta comunicación que traduce que se desea que se corrija el comportamiento que no se permite y volver a lo que está permitido.

 

Es importante mencionar que desde la Teoría de Sistemas el niño se encuentra rodeado por familia, escuela y sociedad. Y que sus áreas de desarrollo son la física la cognitiva y la psicosocial.

 

Después de lo anteriormente dicho es importante preguntarse ¿qué tipo de hijo quiero? Y como padre o madre con que valores cuento para poder educar a mi hijo.

 

Los límites ayudan a: dar tiempo fuera ayudando al niño a que reflexione, distraer la atención, a tomar en cuenta como poder evitar los berrinches, reforzar la cooperación, dan refuerzos positivos, etc.

 

 

CONCLUSIONES.

 

 

Los problemas relacionados con los comportamientos sociales es lo que más preocupa a los padres y a los educadores, no así los relacionados con la inteligencia, lenguaje o desarrollo psicomotriz. Los límites ayudan a que los padres muestren con firmeza su toma de decisiones ante la educación de sus hijos, a su vez permiten que los niños ubiquen que es lo más adecuado para ellos y que establezcan hábitos y conductas que les permitan valerse por sí mismos el día de mañana.

 

 

Acorde con todo lo anteriormente mencionado, se puede concluir que los límites son esas normas o reglas que se pueden aprender y establecer para que los niños puedan aprender a controlar conductas aversivas.

 

Los padres de familia deben ser muy seguros del establecimiento de los limites ya que deben actuar con firmeza, así mismo que identifiquen que tipo de crianza es la que están otorgando y así poder modificar esa parte autoritaria o poco flexible.

 

La psicología infantil es esta área que aporta a los padres de familia con recomendaciones para mejorar su forma de educar a los hijos y permite por medio de la psicoterapia dar herramientas emocionales a los niños a través del juego.

 

De acuerdo con la psicoterapia gestáltica, las técnicas infantiles a aplicar son vivenciales ya que nos permitirán resignificar aspectos de la familia que están originando una conducta negativa en el niño, por ejemplo, divorcios, alienación parental, discusiones, poca interacción con los padres, el que no obedezcan los niños, que hacen berrinches, que los mismos padres a veces amenazan o dicen cosas que perjudican la educación del niño y se descalifican ellos como padres. Por ejemplo, cuando dicen pórtate bien que, si no viene el roba niños, o si te portas mal le diré al Dr. Que te inyecte, si no me haces caso el perro te comerá…frases tan lamentables que en vez de dar los recursos y herramientas adecuadas justo originan descalificar la autoridad de los adultos con los niños.

 

A través de algunos talleres o escuela para padres, se pueden fomentar normas de conducta, comunicación asertiva; así como entrenar a los padres a que pongan límites con firmeza. Es por ello que este tema es relevante pues como hemos mencionado con anterioridad la propuesta en este ensayo es de hacer conciencia para que se puedan promover el manejo de límites en los niños, que sepamos la relevancia de la psicología infantil y que se aprenda a transitar entre la dependencia y la autonomía, para formar niños altamente saludables emocionalmente.

 

 

En los primeros meses, tras el nacimiento, la madre y el hijo forman aún una unidad y sus cuidados le dan seguridad y confianza y son la base para una buena autoestima. Ya que la simbiosis entre madre e hijo también es esencial ir aflojando poco a poco una unión tan estrecha (Nitsch y Schelling, 1998). El objetivo es que el niño comience a conocer su cuerpo, sus capacidades, que tome conciencia de lo que puede intentar hacer y accione, que aprenda a observar las reacciones de los adultos: ¿cómo reaccionan ante mi comportamiento?

 

 

En cuanto al problema para los padres: ¿cómo reaccionar ante esas pruebas de sus hijos? “La educación es algo más que amor, ternura, apoyo, comprensión, estímulo y paciencia. La educación implica también establecer unos límites claros y enseñar a ser independiente” (Nitsch y Schelling, 1998, p. 9) Los niños no sólo ponen a prueba los límites trazados por los demás, sino que también aprenden muy rápidamente a establecer sus propios límites con el prójimo.

 

 

Independientemente de la edad, el niño desea disponer de un modelo de conducta que le permita orientarse, sin que ello suponga un corsé que le impida moverse con libertad, jugar y experimentar, a través de la exigencia de grandes espacios, no exentos de peligro; lo anterior es necesario para que experimente y se plantee preguntas que le ayuden a comprender poco a poco los fenómenos físicos, morales y legales, tal como describe y presenta Piaget (1993).


 

Creo que las propuestas que hacen los actores mencionados con anterioridad son muy buenas ya que los límites también funcionan en relación a valores y a los hábitos que se encuentren ya instalados en los padres y que estos a su vez generación tras generación los transmitan conservando las conductas propositivas de convivencia, de amor, de cariño, de seriedad y a la vez de juego en donde si bien es cierto los niños no pueden tampoco estar como robots es normal que sus acciones sean de inquietud, algunas veces escuchamos si no da lata o guerra (refiriéndose a que se comporten inquietos) quizá están enfermos; haciendo alusión a que ni no andan activos posiblemente tienen algo.


 

BIBLIOGRAFÍA.

 

 

·       Nitsch, C., y Schelling, C. (1998): Límites a los niños. ¿Cuándo y cómo? Barcelona: Ediciones Medicina.

 

 

el tartamudeo en los primeros años

Por Psic. Katia Corona de la Borbolla

 

Todos hemos notado en algunos niños e incluso en nuestros hijos que alguna vez tartamudean, ¿es normal?, ¡Vamos a descubrirlo!

 

Primero cabe aclarar que nada la tartamudez es una alteración en la fluidez de las palabras, en ocasiones se manifiesta por un bloqueo, como una tranca que cuesta destrabar para seguir adelante, mientras que otras tartamudeces se caracterizan por la repetición de sílabas o palabras.

 

Es frecuente que los niños de entre 3-5 años pasen por algún período de “tartamudez”. Pensar, hablar y comunicar todo lo que quieren no son al principio tareas fáciles de organizar para ellos, y eso puede favorecer una tartamudez transitoria. Si estos sucesos del lenguaje son bien manejadas por el entorno, seguramente el problema se superara sin dejar huellas.

 

Sin embargo, la tartamudez puede acentuarse en momentos de excitación, o de duda sobre cómo expresar algo, ya sea en frases largas o complejas, o cuando el niño busca la palabra precisa, o cuando está muy exigido a comunicar algo. Esto que le pasa al niño no le genera preocupación ni respuesta emocional significativa.

 

Por ello, es bueno tener bien presente que el 85% de los niños preescolares que tartamudean deja de hacerlo para siempre luego de un breve período. Saber que es probable que al pequeño se le vaya el tartamudeo nos ayuda a disminuir los nervios, factor imprescindible para no reaccionar en exceso.

 

¿Cómo le puedo ayudar a mi hijo si tartamudea?

 

ü  Prestándole atención cuando el niño nos habla y dándole el tiempo que necesite. Escuchando lo que nos dice, no cómo lo dice.

ü  Dándole el tiempo necesario, sin apurarlo, sin completar las palabras ni las frases antes que él, ni hacerle repetir lo no dijo correctamente.

ü  Prestar atención al estado de ánimo en el que se encuentra cuando llegue a tartamudear.

ü  No vamos a presionarlo para que hable cuando está llorando o muy molesto o ansioso.

ü  No vamos a exhibir a nuestro niño frente a terceros para que demuestre lo que a aprendido a decir. Simplemente reconózcale sus logros en casa acerca de su lenguaje en casa.

ü  Le vamos hablar a la cara, pausadamente,

ü  No vamos a darle consejo de que puede hacer cuando tartamudea. Decirle “respira hondo” o “habla más lento” solo puede servir para aumentar su ansiedad y empeorar la situación. La mejor ayuda es el modelo que le demos nosotros al hablar pausadamente y tranquilamente.

ü  El día que se trabe con mas frecuencia, promovamos actividades que no impliquen de manera protagónica el lenguaje como realizar un deporte, actividades musicales para bailar y mover el cuerpo, o alguna actividad artística como las pinturas con acuarelas o moldear con plastilina o arena, esto reducirá su ansiedad y se divertirá.

ü  Si por el contrario, está en “un buen día” ofrezcámosle oportunidades atractivas en las que pueda hablar, como jugar con títeres, juegos interactivos, conversaciones estimulantes, etc.

ü  No  nos burlemos nunca, ni permitamos que alguien más lo haga.

 

 

Fuente:

 

Trenchi, N. (2011). ¿Mucho, poquito o nada?. Uruguay: Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia. 

la influencia psicológica del abuso sexual en los hijos

“La función de la supresión de la sexualidad infantil y adolescente, es facilitar a los padres la sumisión de los niños a su autoridad”

(Wilhelm Reich)

 

Hoy en día es sumamente importante mantener informados a los adolescentes acerca de su sexualidad, incluso desde edades tempranas a esta.

 

Al no informar de manera adecuada a los hijos (a la edad que sea) en este aspecto de su vida, puede traer consecuencias graves a lo largo de todo su desarrollo, inclusive la insatisfacción sexual.

 

Muchos de los padres mencionan tener miedo o preocupación, tomando en cuenta que sus hijos crecen y en algún momento tendrán que hablar acerca de este tema. Tal vez no encuentran las palabras adecuadas, el momento adecuado, incluso no saben si la edad es la adecuada para comenzar a hablar de estos temas.

 

Lo que si podemos decir es que no debemos pasar de largo esto, ya que desde edades muy tempranas, los niños se enfrentan a la convivencia con distintas personas a las que, dentro de su inocencia, les dan toda la confianza y si no damos educación sexual podrían estar sufriendo de abuso sexual y no nos daríamos cuanta de forma rápida.

 

Al momento de crecer, los niños, ahora adolescentes, crecen con la creencia de que el amor lastima, incluso llegan a establecer lazos fuertes con la persona que abusó de él/ella sexualmente, aunque parezca descabellado, se llegan a “enamorar” de esa persona, por ende, resulta más complicado llegar a identificarlo, puesto que se puede pensar que solo existe un lazo de amor y compañerismo demasiado grande entre esos familiares.

 

Conforme se va creciendo, la persona inconscientemente tiene la necesidad de reclamar su vida, su cuerpo y su yo. Dado que hay un malestar que tiene inicio desde su infancia en la historia de desarrollo.

 

Nos podemos encontrar con un adulto que tiene miedos, desconfianza profunda, rabia, incluso soledad.

 

Adoptando una postura de sumisión ante figuras de autoridad. La persona se siente limitada en sus recursos para continuar con ciertas actividades o dirigir su vida.

 

Si la persona al momento de ser abusada, siente que hubo un abuso de poder, cabe la posibilidad de que ocurra todo lo contrario a lo anterior mencionado. Reconociéndose como víctima, incluso en ocasiones como sobreviviente y se concentra en empoderar sus recursos personales para poder protegerse del abuso en alguna otra ocasión.

 

Papás: si en algún momento dentro del desarrollo de su hijo, notan alguna situación fuera de lo normal en el pequeño, acudan con algún especialista de la salud. Es sumamente importante abordar estas situaciones con los hijos.

 

Por otro lado, si no sabes cómo hablar a tus hijos acerca de sexualidad, también puedes acudir con algún especialista que te pueda orientar o en su defecto ayudarte a poder comunicar esta información importante para tu hijo.

 

Una de las primeras recomendaciones al hablar de sexualidad con tu hijo es, llamar a todo por su nombre, sin diminutivos, sin palabras que lo puedan llegar a confundir.

 

Otra mas es, mencionarle al hijo que las partes de su cuerpo que están debajo de su ropa interior (anterior a esto, el niño debe saber cuál es su ropa interior) son PRIVADAS y que nadie, ni siquiera ustedes como padres tienen derecho a tocarlo.

 

Enseñarlo a tener higiene en sus órganos sexuales y sobre todo aprender a decir NO en una situación incómoda para él/ella o de peligro, incluso a pedir ayuda de ser necesario.

 

Conviértanse en los aliados de la educación de sus hijos, ámenlos y ámense para que el ejemplo sea de calidad.

 

 

 

ELABORADO POR: Psic. Elizabeth Solorio Cárdenas 

APRENDIENDO A SER PADRES Y MADRES

Elaborado por: Psic. María Esther Chavez 

 

¿Quién nos enseña a ser padre y madre?, ¿Qué hay que saber para que un bebé se pueda convertir en un bebé sano?  La relación entre los padres y los hijos los primero años de vida tiene una importancia fundamental de acuerdo a varios Psicoanalistas  como es Ana Freud, Melanie Klein, entre otros. La ciencia aporta nuevas pistas para una aportación emocional y más provechosa en los niños.

 

Compaginar la vida familiar con la laboral es cada vez más difícil, por lo que en muchas ocasiones cuando llegamos a casa estamos cansados y no tenemos la suficiente paciencia para dedicarles un rato agradable a nuestros hijos. Para conseguir ser mejores padres debemos poner cada día un poco de nuestra parte, pues no es una tarea sencilla. Unos buenos pasos para lograrlo son los siguientes:

 

Ø  Encuentra tiempo para poder pasar a solas con cada uno de tus hijos siempre que puedas, sin interferencias de otras personas.

Ø  No te preocupes si la casa está desordenada durante el día, mientras todos estén cumpliendo con sus obligaciones, pero exige que participen luego de la limpieza por las noches. Al fin y al cabo, la casa es de todos.

Ø  Aprende a planificar para no desaprovechar las oportunidades satisfactorias por la aparición de acontecimientos imprevistos.

Ø  No escondas siempre tus sentimientos, aunque éstos no sean siempre positivos. La rabia, la indignación y la confusión son emociones a las que tu hijo debe aprender a enfrentarse.

Ø  Escoge un día cada dos semanas y proponte no gritar durante todo el día.

Ø  Ten siempre algo disponible para comer que guste a tu familia, porque la comida es un factor importante de disfrute, salud y bienestar.

Ø  o hagas cosas por sus hijos que ellos sean capaces de hacer por sí mismos, así aprenderán a ser más autónomos y menos dependientes.

Ø  Acepta a tu hijo en todas sus etapas, hay que entender que el proceso de crecimiento es irregular, episódico e incoherente. Ninguno de tus hijos tendrá un proceso de desarrollo perfecto. No te preocupes. Si él nota que es querido y aceptado, valorado por sus virtudes y no despreciado por sus defectos, acabará gustándose antes o después.

 

 

Ø  Ten amigos para salir y compartir actividades familiares. No se puede depender únicamente de la familia para satisfacer todas las necesidades sociales.

Ø  Aprende a decir “no”

Ø  Pasa tiempo todas las semanas a solas con tu esposa/o, sin niños ni otras distracciones, una vida en pareja saludable trasmite paz y bienestar a los demás integrantes de la familia.

 

La disciplina en los niños les cuesta  entender las normas, y son los padres los que deben enseñarlas. La disciplina es muy necesaria tanto para obtener una correcta dinámica familiar, como para que nuestro hijo aprenda a controlarse y pueda convertirse en un adulto integrado socialmente, sin problemas de adaptación y en consecuencia de autoestima. Si no existen unas normas coherentes. Los niños no saben qué camino tomar y tienen muchas más posibilidades de equivocarse, lo cual ocurrirá también en la edad adulta.

Recurre a estas técnicas para lograr una mejor disciplina en casa:

·        Las normas de convivencia han de establecerse desde el mismo momento en que nuestro hijo llega al hogar. Es importante que ambos padres estén de acuerdo en dichas normas, pues han de establecerse de forma conjunta y consensuada, sino el niño recibirá mensajes ambiguos y no sabrá qué hacer.

·        Cuando impongas disciplina no menoscabes la autoestima de tus hijos, no recurras a métodos antiguos como el castigo físico, la imposición de la autoridad y el no dar explicaciones.

·        En primer lugar es conveniente explicarle las normas al niño, él debe entender que las cosas no se le piden porque sí, que siempre hay una razón. El mensaje que des debe ser siempre muy claro y concreto. Por ejemplo, es preferible no decir “pórtate bien”, sino “sé educado y amable”.

·        Si tu hijo se porta mal o se resiste a obedecer, evita las amenazas, los gritos y las descalificaciones. No le critiques a él como persona (“eres malo”), sino a la acción (“lo que has hecho está mal”) y explícale el porqué.

·        Uno de los mejores castigos es quitarle algo que le guste como ver la televisión, jugar a la consola, darle un capricho en la comida (chocolate…). si pierde el control, envíale a su cuarto de cinco a diez minutos, según su edad.

·        No te involucres en luchas de poder de las que es probable que nadie salga victorioso y termines gritando.

 

·        Di cosas agradables a tus hijos de vez en cuando, sobre todo si no se lo esperan, esto les fortalece su confianza y autoestima y ayuda a crear un clima agradable entre padres e hijos.

·        Aprende a pedir disculpas cuando te equivoques, tus hijos han de saber que eres humano, y que puedes tener fallos y sumirlos, al igual que ellos. Aprender a responsabilizarse de los propios errores y corregirlos es una de las mejores lecciones que puedes enseñar.

 

CÓMO PODER DISFRUTAR MÁS DE SU COMPAÑÍA

Para aprovechas los momentos que estamos con nuestros hijos de la mejor manera posible, ten confianza en ti y en los que te rodean, no pienses en lo negativo sino en lo positivo de lo que te rodea. Aprende a apreciar el vaso medio lleno en vez del vaso medio vacío. Te ayudará mucho tener en cuenta los siguientes consejos:

Ø  Hay que procurar divertirse en cada momento, no pienses en las obligaciones o en las cosas que tienes pendientes por hacer si juegas con él. Cuando estés con tu hijo debes hacerle sentir que estás sólo por él y para disfrutar de su compañía.

Ø  Confía en que tus hijos son felices porque están bien cuidados y tienen unos padres que les quieren y se preocupan por ellos.

Ø  Cree que te respetan como padre, aunque no siempre te lo parezca, pues en el fondo lo eres todo para él.

Ø  Siéntete satisfecho con el trabajo que realizas como padre.

Ø  Di o haz cosas de vez en cuando que el niño no espera, esto les saca de la rutina familiar.

Ø  Habla con tus hijos sobre cosas que te interesen a ti, aunque ellos parezcan no entender de qué se está hablando, pues así ayudamos a que se sientan más integrados en nuestras vidas.

Ø  Defiende tus ideas con firmeza, pero no exijas que los niños tengan las mismas opiniones.

Ø  No ridiculices nunca algo que tu hijo se toma muy en serio.

Ø  Lucha contra el exceso de ansiedad y preocupación, la mayoría de veces son preocupaciones sin fundamento.

Ø  Piensa que tus hijos agradecen todas tus contribuciones a sus propios triunfos, les gusta sentir que les valoran, en especial sus padres.

 

 

Enséñales a ser mejores personas, entendiendo que como humanos no somos perfectos, así ellos aprenderán que:

v  No tienen por qué tener siempre razón y que, aunque estén equivocados, siguen siendo buenas personas.

v  Hay que admitir para poder corregirlo, ya que corregir errores es importante para la correcta adaptación a nuestra sociedad.

v  No todo lo que desean se les puede conceder, han de aprender a aceptar una negativa para entender el valor de las cosas. En la vida adulta no todo se consigue y desde pequeños han de aceptar que la frustración existe.

v  Sé sincero en todo momento, los niños ven en sus padres una muestra de sinceridad que tal vez no vean en otra parte.

v  El comportamiento de los padres no debe guiar el futuro del niño, tanto en deseos, como en aficiones y sentimientos de los padres.

v  Ten alguna actividad creativa que tu hijo te vea desempeñar.

v  Enséñales que una buena familia repara los malos sentimientos que se producen entre sus miembros.

v  Enséñales la virtud de perdonar a los demás cuando pierden temporalmente el control.

v  Enséñales que la disculpa es una forma de reconocer que otra persona es digna de respeto.

v  Enséñales que no es necesario alimentar rencores porque uno se sienta culpable por algo que ha hecho. Todo el mundo empieza a odiar a la persona hacia la que alberga un sentimiento de culpa.

v  Enséñales a pedir disculpas a sus padres cuando les han ofendido, y a resolver sus remordimientos y su complejo de culpa.

Saber pedir disculpas a los niños cuando se les ha ofendido o tratado mal es el mejor método para mostrarles que son dignos de respeto. Los buenos padres tratan a sus hijos con respeto, los hijos también son personas.

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

Kabemartter Cristina, Aprendiendo en Familia

 

Pliego Carrasco Fernando, Las Familias de México

ADELGAZA CON HIPNOSIS

Viridiana Romero Manzo

Universidad Gestalt de las Américas, S.C. México

psic.viridiana.romero@gmail.com

 

 

Introducción

 

Dentro de la Psicología existe una inmensidad de áreas en las que el psicólogo puede incursionar, sin embargo; una de las problemáticas más relevantes de salud que estamos viviendo hoy en día es la obesidad y el sobrepeso. Pues a partir de 1998 se escucha por doquier que México obtiene el número uno de las estadísticas con obesidad infantil y el segundo en adultos. Para el 2010 se llevaron a cabo congresos entre grupo de psicólogas en donde participe dentro de la cirugía bariatrica. Ya que lo que se deseaba es atender de raíz el problema que la gente presenta al hacer uso de este paliativo como un recurso para evitar emociones o compensarlas.

 

En el libro el mono obeso de Enrique Campillo, se describe como algunos laboratorios médicos se relacionan con empresas fastfood en Estados Unidos de América realizando convenios en donde la comida rápida suba de peso a la gente y los laboratorios ayuden a la obesidad iatrogénica. Pero el origen de la problemática también radica en la vinculación afectiva materna, ya que desde el nacimiento surge un apego con la madre pues es la que provee al bebé desde la gestación.

 

Sabemos que la cultura alimenticia de nuestro país es diversa llena de colores, sabores, olores, presentaciones, condimentos, etc. Y que eso hace que sea más rica y también contribuye a familias en donde las porciones alimenticias son grandes pues son muestras de amor.

 

Decidí leer este libro que, aunque no está en la lista de libros descritos para el docto, creo que es necesario saber cómo el autor nos habla de hipnosis para modificar aspectos en la alimentación. Además de que llevo ya un diplomado que realicé e impartí sobre obesidad y una tesis de maestría sobre un sistema de gestión para pacientes con obesidad.

 

Desarrollo

 

La postura del autor es probar como la hipnosis es un gran método para evitar subir de peso y auto controlarnos en la forma en la que comemos, creo que es una forma de reeducarnos a través de visualizar y creer que podemos lograr el cambio.

 

Según Lentijo, I. (2016), la comida la usamos con fines terapéuticos, para sentirnos mejor, por ansiedad, soledad, desamor, aburrimiento, sobreesfuerzo, gratitud, recompensa y motivación; justo como mencione en la introducción parte de las investigaciones realizadas con anterioridad la comida simboliza afecto, amor y justo usamos los alimentos para compensar las emociones.

 

Pero si bien es cierto la realidad es que tenemos malos hábitos alimenticios infundado por creencias familiares e históricas. Típico que escuchábamos calla a ese niño y se le metía a la boca la mamila con leche, o hijo si haces tú tarea te compro un dulce o si sacas 10 de calificación te llevo a McDonald, entre miles de ejemplos.

 

La primera pregunta según este autor es ir más allá del simple ¿me gusta comer?, pero que es mejor pensar que conseguiré si mejoro mis hábitos o bien si sigo comiendo descontroladamente que es lo peor que me pueda suceder. Aquí también surgen los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) ya que hay quien es obeso y se ve delgado o bien quien es delgado y se ve obeso.

 

Respecto a la hipnosis nos indica solo es cuestión de reprogramarnos, que es importante estar actualizando durante nuestra vida nuestros programas mentales como si creáramos un antivirus y tuviéramos que formatearnos. Comenta que la mayor parte de los clientes que tiene que desean bajar de peso son mujeres entre 35 y 60 años.

 

A diferencia del hombre las mujeres solemos estar más preocupadas por muestra imagen corporal, por eso el 90% son mujeres y el 10% hombres que asisten a hipnosis. Aquí se nos explica sobre los hábitos, las porciones alimenticias el cómo compensamos emociones con comida, el sedentarismo, como acciona nuestro metabolismo, etc.

 

La verdad es que no descubrí mucho en este libro, ya que cuando trabajo con pacientes con obesidad, se lleva un registro alimenticio, se hace una bitácora emocional, se le mencionan las porciones que debe comer, así como detectar el nivel de ansiedad y lo más importante poner los 5 sentidos en nuestra alimentación, yo les digo a los pacientes si comieras con las manos, ojos cerrados y te concentraras en tu comida, degustarías y estarías más feliz y satisfecho a sólo comer por comer.

 

La hipnosis nos ayuda con tres aspectos el adelgazar de forma natural sin contar las calorías, multiplicar el placer por comer y sintonizarlo con nuestro estómago y reducir los síntomas de acidez, hinchamiento de estómago o ingestión.

 

La hipnosis ayuda como la Gestalt, piensas, imaginas, accionas y cierras, el autor dice que hipnosis es poner el foco de atención sobre un objeto y relajar cuerpo y mente, al llegar al estado de relajamiento se le llama trance. Es un estado donde la mente se encuentra en un estado diferente llamado “súper aprendizaje”.

 

Nos dice que podemos realizar auto hipnosis, que hay que usar anclajes, que son señales que le damos al cerebro para indicar que ese momento es de trance.

 

Podremos controlar el tamaño de la comida, reducir ansiedad, incrementar el agua que se bebe, reducir la velocidad con la que comemos, superar creencias, descubrir bloqueos, ayudar a elegir lo que comemos, cumplir objetivos para adelgazar, mejorar la confianza en uno, tener actitud positiva en la comida, etc.

 

Hay tantas cosas que dice el autor como hablarnos de consciente e inconsciente, características para ser hipnotizados, como prepararnos para hacer auto-hipnosis, nos indica cinco pasos para aprenderlo: clarificar nuestros objetivos que deseamos lograr, relajarnos, entrar en trance, salir de trance y volver a su estado de conciencia. Se menciona que puedes inducir a trance a través de la técnica de la escalera, en donde va bajando en nivel de ansiedad por la comida del paciente escalón por escalón.

 

Conclusiones

 

Es importante mencionar que considero muy útil la hipnosis para el manejo de sobrepeso u obesidad, ya que la mente es poderosa y va transformando todo lo que captamos de nosotros. Si nosotros mismos decimos estamos gordos, así será, nosotros mismos nos sabotearemos y el origen sería que se cumpla.

 

La obesidad es esa enfermedad multifactorial, en donde intervienen factores, predisponentes, desencadenantes y perpetuantes. Existe en esta problemática de salud, ansiedad, tristeza, desolación, enojo, etc.

 

Me di cuenta es muy importante con hipnosis lograr cambios usando nuestros recursos y evitando paliativos neuróticos o hacia uno mismo, que no son producto de la salud emocional.

 

La hipnosis es un estado de alteración de la conciencia que nos da tranquilidad y nos permite profundizar en lo que sentimos y acomoda resignificando las problemáticas de nuestra vida. La comida al ser producto del simbolismo de amo en nuestro país se cree mientras más comas mejor, inclusive el autor hace referencia a que normalmente por complexión la mujer come menos que el hombre y en nuestro país se nos hace ver que no comiste como tu hermano, o te falta acabarte esto igual que tu papá; cuando en realidad requiere de mayor alimento el hombre por su fisonomía y talla y la mujer requiere inclusive de ciertos alimentos nutritivos.

 

Finalmente es necesario decir que cada que comemos hay que cerrar la Gestalt de nuestro ciclo alimenticio, tomando en cuenta el quedar satisfechos no llenos, no haciendo huequitos para el postre, desde ahí cabe mencionar que nuestra ontología del lenguaje esta tan distorsionada que creamos esa realidad teniendo un efecto de tragar y por lo tanto engordar.

 

Bibliografía

 

·        Lentijo, I. (2016). Adelgaza con Autohipnosis. Ed. Lenon 2016

RUMIACIÓN DEL PENSAMIENTO

 

“Cuanto más espero a que se arreglen las cosas solas, más largo se hace el problema”

 

 

¿Te ha pasado en ocasiones que después de un evento no puedes dejar de pensarlo o recordarlo?

 

Justo ese es el punto en este artículo, darte información acerca de esos pensamientos que son nocivos y que no dejan de rondar por nuestras cabezas, llegando al punto de la frustración, a esto se le llama: “rumiación del pensamiento”.

 

Dada la situación del evento esto puede causar dos cosas:

 

·       Necesidad de pensar

·       Necesidad de dejar de hacerlo

 

Hay ocasiones en que el pensamiento es tan constante que se vuelve molesto e incluso imposibilita a la persona puesto que está distraída pensando en eso que pasó, que siente, que quiere o que le dijeron.

 

Dentro de las posibles desencadenantes están las siguientes:

 

o   Conflictos en el trabajo

o   Algún examen

o   Pendiente familiar

o   Discusión con alguna persona importante

o   Algo que se mencionó y después no se sabe si fue lo adecuado

 

En general es un suceso que no hemos podido manejar o procesar de acuerdo a las capacidades individuales. Podemos creer que no tenemos la solución exacta a ese problema o que debimos hacerlo de forma diferente.

 

Algunas de las recomendaciones justamente para poder trabajar las rumiaciones y disminuirlas son:

 

o   Realizar ejercicios de relajación antes, durante o después de las rumiaciones del pensamiento. (ejercicios de respiración o alguna actividad que logre bajar los niveles de ansiedad y tensión del cuerpo)

o   La meditación

o   Acudir con un especialista de la salud mental para poder atacar este problema de raíz y seguro encontrarás métodos interesantes sobre cómo empoderar o utilizar tus herramientas psicológicas para trabajar sobre esto.

o   Tener la firme idea de que eres dueño de tus pensamientos, no dejarte llevar por ellos, será una batalla en la que ganará el más fuerte.

 

Tu salud mental y emocional es sumamente importante, ocúpate de ella!!

 

 

Elaborado por: Psic. Elizabeth Solorio Cárdenas

Miedos y Fobias infantiles

 

Mami: "No quiero ir a la escuela, me siento mal, me duele la panza"


Mamita: "No quiero dormir sola en mi cama, tengo miedo. ¡No apagues la luz!"

 

 Si bien es cierto, la ansiedad es una emoción que surge cuando la persona se siente en peligro, sea real o imaginaria la amenaza. Es una respuesta normal y adaptativa que prepara al cuerpo para reaccionar ante una situación de peligro.

 

Considero que existen tres tipos de temores  más frecuentes en los niños son:

 

-miedo a los animales
-miedo a los daños físicos
-miedo a la separación de su madre.

 

El miedo es algo relativamente normal hasta una cierta edad, sin embargo de acuerdo a varias investigaciones se dice que todos los niños que sufren en mayor o menor medida. ¿Cuándo deja de ser “algo normal” debemos solicitar ayuda?

 

El miedo es una reacción fisiológica diseñada por la evolución para eludir situaciones de peligro, inmediato o potencial. Muchos niños expresan temor ante situaciones cotidianas concretas (ir a dormir, quedarse a oscuras, quedarse solo, ir a la escuela…).

 

Sin embargo el miedo no es igual que una fobia o la ansiedad. Mientras que el miedo suele ser una reacción para ponerse a salvo de un potencial peligro (por ejemplo cuando el niño está cerca de un perro suelto), la fobia se produce cuando no hay nada racional que justifique el temor (otro ejemplo: el perro está lejos, atado y aun así se siente una gran angustia hasta que no desaparece del todo del campo visual). Por su parte, la ansiedad va un paso más allá: es un temor que puede dispararse sin una causa concreta, que ni el propio afectado sabría describir con exactitud.

 

En general, si tu hijo expresa alguna fobia no debe preocuparte. La situación sólo es problemática cuando el terror del niño es desadaptativo, es decir, cuando no hay indicios racionales que justifiquen un miedo muy grande. También puede ser una señal de alerta si, con el paso del tiempo, las fobias no van desapareciendo, aunque sea de una forma progresiva. Su desarrollo en función de la etapa vital suele ser, normalmente, como sigue:

 

ü  Primera infancia (6 meses a 2 años): los expertos consideran que un bebé no expresa miedo propiamente hasta los seis meses. Pueden temerle a los desconocidos e incluso sentir ansiedad ante la ausencia de los padres, pero en general estos miedos son positivos y pueden indicar, incluso, una cierta madurez.

 

ü  Etapa preescolar (2 a 6 años): evolución de los miedos infantiles, ya que hay más estímulos que puedan provocarlos. Pueden entrar en escena estímulos imaginarios y los miedos pueden hacerse algo más abstractos (fantasmas, monstruos, etc.). El miedo a los animales se desarrolla en esta etapa, y puede perdurar como fobia hasta la madurez.

 

ü  Etapa escolar (de 7 a 11 años): los miedos comienzan a ser menos imaginarios y más basados en la realidad. Puede aparecer el miedo a daños físicos, a los accidentes, a los tratamientos médicos, etc. Ocasionalmente pueden empezar a manifestarse el miedo a cosas como no adaptarse socialmente al entorno o a que los padres se separen, si el ambiente familiar no es propicio.

 

ü  Preadolescencia (12 a 14 años): importante reducción de los miedos anteriormente acumulados. En lugar de ellos, toman importancia los relacionados con el fracaso escolar o con el no ser aceptado por otros compañeros.

 

 

ü  Adolescencia (15 a 18 años): siguen un poco la línea de la etapa anterior, aunque cobran fuerza las preocupaciones por las relaciones personales, y por los logros académicos y deportivos. En cambio, los temores a cosas como el peligro o la muerte que se hayan podido experimentar anteriormente se van diluyendo poco a poco.

Las fobias

 

 El miedo es un primitivo sistema de alarma que ayuda al niño a evitar situaciones potencialmente peligrosas. El miedo a la separación es la primera línea de defensa; si se rompe ésta, entra en acción el miedo a los animales y a los daños físicos. 

  

Cuando los miedos infantiles dejan de ser transitorios hablamos de fobias. Las fobias son una forma especial de miedo con las siguientes características:

 

*El miedo es desproporcionado con respecto a la situación que lo desencadena.
*El niño no deja de sentir miedo a pesar de las explicaciones.
*El miedo no es específico de una edad determinada. 
*El miedo es de larga duración.
*El niño no puede controlar a voluntad el miedo.
*Interfiere considerablemente en la vida cotidiana del niño en función de las respuestas de evitación.

 

   Las fobias infantiles aparecen con más frecuencia entre los 4 y 8 años.

 

 

Trastornos de ansiedad en la infancia

 

Fobias específicas: interfieren en la vida cotidiana del niño. Su pronóstico es que tienden a remitir espontáneamente con el tiempo en períodos que van de 1 a 4 años. 

 

Ej.: -fobia a la oscuridad: puede producir una fuerte ansiedad por la noche en el momento de ir a la cama, así como rabietas y negativas a dormir fuera de casa.
      -fobia a los perros: pueden negarse a visitar a un amigo que tenga perro en su casa.
     -fobia a los médicos: puede impedir los controles preventivos, y dificultar la administración de tratamientos.

 

   Fobia escolar: se refiere al rechazo prolongado que un niño experimenta a acudir a la escuela por algún tipo de miedo relacionado con la situación escolar.

 

Es poco frecuente y tiende a darse entre 3-4 años o bien 11-12 años. Afecta a un mayor número de niños que de niñas. Su comienzo en niños es repentino, mientras que en adolescentes es más gradual, de carácter más intenso y grave y con peor pronóstico. La fobia a la escuela viene precedida o acompañada de síntomas físicos de ansiedad (taquicardia, trastornos del sueño, pérdida de apetito, palidez, náuseas, vómitos, dolor de cabeza) y de una anticipación cognitiva de consecuencias negativas asociadas a la escuela así como de una relación muy dependiente con la madre. El resultado es la conducta de evitación. La fobia escolar está asociada a la depresión y a una baja autoestima.

CONSEJOS PARA SUPERAR EL MIEDO Y LAS FOBIAS

 

Ante niños que se desvían de estos patrones, o que pueden sufrir una fobia importante, sigue estas 6 recomendaciones: 

 

v  Es fundamental, antes que nada, no reñirles ni obligarles a cambiar de actitud. Si un pequeño tiene fobias es importante que no le hagas sentir mal por ello, y explicarle que el miedo es normal en ciertas situaciones. Por extraño que te parezca su miedo nunca lo ridiculices.

v  Comunícate con él y analizad juntos la situación con naturalidad.

v  Poco a poco, ir afrontando las fobias juntos. Por ejemplo, si el pequeño teme a los perros, no los evites siempre cuando os crucéis uno por la calle.

v  Ofrécele tu apoyo y demuéstrale que no tiene por qué tener miedo de una situación cotidiana. Ayúdale a analizar racionalmente que está fuera de peligro.

v  Ayúdale a que él mismo evalúe su nivel de miedo y proporciónale estrategias para que, poco a poco, vaya venciéndolo (respirar profundamente, pensar en cosas agradables, recordar por qué está fuera de peligro, etc.).

 

v  Si estas estrategias no funcionan, la fobia aparenta estar fuera de todo control o las reacciones son desmesuradas, es el momento de pedir ayuda profesional a un psicólogo o psiquiatra.

 

Autor: María Esther Chávez Díaz

“Estrés Postraumático en niños”

 

 

Por: Psic. Katia Corona de la Borbolla

 

 

 

 

En el pasado mes de Septiembre sufrimos una serie de terremotos que sacudieron a México, uno de 8.2 grados Richter en las costas de Oaxaca el día 7 de Septiembre del 2017 y posteriormente uno de 7.1 grados Richter en Puebla, dichos fenómenos dejaron desastre y un desequilibrio psicológico, tanto en niños como adultos; llegando a presentar estrés postraumático.

 

 

 

 

 

 

¿Cómo se que mi hijo tiene estrés postraumático?  Aquí algunos síntomas que debes tener en cuenta:

 

·       Dolores de cabeza

·       Cansancio sin razón alguna

·       Falta de apetito

·       Insomnio o dificultades para dormir

·       Pesadillas con respecto al terremoto

·       Se hace pipí en la cama

·       Resistencia para permanecer en edificios

·       Temor por permanecer lejos de la familia

·       Dificultades para concentrarse

·       Perdida de la memoria

·       Mareos o nauseas.

 

Si encuentras algunos síntomas en tu hijo, es importante actuar a la brevedad para evitar se intensifiquen, algunas de las herramientas que podemos acudir, es a la terapia narrativa.

 

Uno de las herramientas que han resultado con mayor efectividad en la terapia de intervención de estrés postraumático en niños a causa del terremoto es el cuento de “Cuando la tierra se movió” realizado por Josefina Martinez B., Elena Sepulveda O. y Rossana Culaciatis S., este cuento fue realizado para los niños de Chile en el 2010 posterior al terremoto que ellos sufrieron el 27 de Febrero del mismo año. ¿Por qué lo recomendamos?

 

Dicho cuento explica de una manera divertida como se provocan los sismos y sus consecuencias, abriendo espacios para que el niño participe, de manera gráfica, ya que este es el principal medio de expresión del infante, de manera tal que pueden aportar su experiencia como parte de la narrativa convirtiéndose así en co-autores de este libro.

 

También  contiene otras actividades divertidas  que concientizan al niño sobre las emociones y sensaciones que provoco en él dicho terremoto, así como ejercicios donde logrará percibir con que herramientas cuenta para reducir el miedo, visualizar de manera divertida la red de apoyo con la que cuenta y definir la forma en que  puede aportar o ayudar a las demás personas.

 

Este cuento fue creado para ser leído en conjunto con el niño, pensando en estimular la conversación entre este y el adulto. El libro no hace más que facilitar la exploración de la experiencia de los pequeños, pero serán tu compañía y actitud receptiva las que harán posible que ellos expresen sus vivencias, penas temores, preguntas y preocupaciones.

 

Es importante les invites a responder las preguntas que aparecen formuladas a lo largo del libro y mostrar interés en ello, permítele rayar el cuento ya que fue hecho pensado para ello.

 

Si permites que los niños participen activamente en los juegos y ejercicios que se proponen, estarás contribuyendo a aminorar el sentimiento de impotencia que ellos y todos nosotros hemos experimentado en algún grado después del terremoto. Esta sensación de no poder hacer nada para mejorar la situación o de no poder cambiar, aunque sea un poquito las cosas pueden ir disminuyendo si los niños descubren que si existen formas de ir recuperando la estabilidad emocional.

 

 

Después de los desastres la reconstrucción también debe ser emocional, no dejes de lado los sentimientos, pensamientos y reacciones de los niños, la reconstrucción la hacemos todos. 

 

 

 

“La importancia de la Intervención Psicológica en Desastres”

 

 

Por Psic. Katia Corona de la Borbolla

 

En los últimos días México ha estado muy vulnerable ante los desastres naturales, a principios del mes de Septiembre debido al cambio climático se formaron 3 huracanes, Irma, Katia y José que impactaron en las costas de México, dejando a su paso inundaciones, pérdidas de bienes materiales y pérdidas humanas.

Posteriormente el día 7 de Septiembre del 2017  se sintió un sismo de 8.2 en la escala de Richter que impactó principalmente a la Ciudad de México, Chiapas y Oaxaca,  con esta sacudida decenas de personas sufrieron pérdidas humanas y materiales (perdieron por completo sus casas o a su familia), además de sufrir miedo y crisis nerviosas que imposibilitaron su adaptación al medio ambiente, incertidumbre, estrés agudo, trastorno por estrés postraumático, depresión y hasta un aumento en el consumo de paliativos, como el alcohol y las drogas, trastornos de ansiedad y síntomas de somatización..

 

Por todo ello es importante la intervención psicológica, especialistas se acercan a proporcionar Primeros Auxilios Psicológicos a los más afectados, para promover la seguridad inmediata y posterior, proveer confort físico, emo­cional, el psicólogo especialista logrará con diversas técnicas la estabilización del afectado, es decir, va a tranquilizar y orientar emocionalmente a los afectados sobrepasados o des­orientados para proceder a la recolección de datos; las necesidades inmediatas y preocupaciones adaptando la intervención psicológica a la realidad de cada paciente; después se le ofrece asistencia practica a los afectados en la satisfacción de sus necesidades inmediatas y la resolución de sus preocupaciones.

 

En los primeros Auxilios psicológicos es importante tomar en cuenta la conexión de las redes de apoyo cercanas y otras fuentes de ayuda incluyendo la familia, amigos y recursos asistenciales de la comunidad, se procede entonces a dar la información de afrontamiento, o sea, Informar acerca de las reacciones de estrés y afrontamiento, para aliviar el estrés y promover el funcionamiento adaptativo, una vez que se encuentra estable el paciente se hace la vinculación con servicios colaborativos, ya sea con el apoyo de protección civil, el censo para contabilizar perdidas y proporcionar después un apoyo monetario, el personal que proporciona los víveres necesarios a la población afectada y el servicio de médicos generales para dar un seguimiento de las lesiones que se sufrieron durante los desastre.

 

Este proceso de Primeros Auxilios Psicológicos es muy importante para evitar pérdidas de la memoria, insomnio, irritabilidad marcada, crisis de angustia, crisis de pánico que lleven acciones apresuradas de los afectados que repercutan en su salud y en la de los demás, evitar una depresión mayor o hasta adicciones en futuro a largo plazo.

 

Posterior al desastre, y después de haber recibido los primeros Auxilios Psicológicos pertinentes, será importante acudir a psicoterapia en caso de haber quedado un trauma que repercuta en su día a día, Las psicoterapias centradas en el trauma son muy favorables tanto para adultos y niños que les ayudará a reestructurar habilidades cognitivas que se pudieron perder durante o después del suceso traumático, así como recibir y potencializar las herramientas necesarias para superar el duelo por la pérdida de sus bienes y de algún familiar.

 

Por último, es primordial que durante estos desastres naturales permanezca informado por medios de comunicación oficiales donde se emiten datos veraces y precisos de lo que va sucediendo además de tomar en cuenta las medidas y sugerencias que se darán por estos medios para resguardar su vida. No haga caso a rumores hasta tener la certeza de que la información que recibió es real.

 

Se sugiere, reunirse con su familia para hacer un plan en caso de un temblor, inundación o incendio, realizar un botiquín de emergencias que este en un lugar visible y accesible, así como mantener sus documentos oficiales, seguro y cartilla de salud siempre a la mano, además  de tener disponibles elementos que le ayudarán en caso de un desastre como lámpara, radio, pilas, agua y una cobija.

 

¡¡Recuerde que su salud física y mental es primero!!

 

 

 

Fuentes: Figueroa, R., Marín, H. y  González, M. (2010). Tranquilizar y orientar emocionalmente a los afectados sobrepasados o des­orientados Revista Medica Chile. 138; 143-151.

PSICOLOGÍA DE LA MODIFICACIÓN CORPORAL

 

 

“La verdadera belleza brota del corazón y habita en los ojos”

-Judith McNaught

 

 

Hoy en día podemos observar a personas en la calle que se han realizado más de un tatuaje, alguna perforación, expansiones o han realizado cortes en su cuerpo.

 

Existe un estereotipo bastante marcado dentro de nuestra sociedad, la cual indica que las personas que realizan ese tipo de actividades o han salido de la cárcel o se dedican a realizar actos ilícitos o referentes a la drogadicción y la calle.

 

Cuando vamos por la calle observamos a chicos o chicas que tienen expansiones en una o ambas orejas y causa impresión, asombro, entre otras reacciones, pero por qué no ponernos a pensar en el por qué de estos actos, en el motivo que tuvo la persona o la razón psicológica por la cual la persona tomó tal decisión.

 

Justamente uno de los motivos de la realización de estos actos es porque para la persona es un método de catarsis, por medio del cual logra obtener un efecto purificador o de saciedad.

 

 

La catarsis es un proceso mediante el cual una persona logra liberar o eliminar recuerdos que alteran su mente o el equilibrio nervioso.

 

Otra de las posibles razones es que la persona lo puede utilizar como un método para intentar retomar la posesión de su cuerpo y así combatir posibles recuerdos traumáticos que en la mayoría de las veces se ha sufrido durante la infancia o adolescencia.

 

Es importante reconocer que este es un método más de expresión para algunas personas y que al igual que cualquier otra persona del contexto, tiene el derecho a expresarse de forma libre y sobre todo de hacer uso de su cuerpo de la forma que mejor le convenga.

 

Debemos hacer consciencia y evitar los prejuicios hacia las personas que hacen cosas diferentes a las que hacemos nosotros y aceptar que no solo lo que nosotros realizamos es lo correcto o es ley.

 

Hay que permitirnos conocer un poco más acerca de las personas que están a nuestro alrededor, sobre todo cuando tienen costumbres o ideologías diferentes a las que tenemos nosotros y así mantener una comunicación asertiva con la población que nos rodea, ser empáticos y valorar cada argumento y cada acción del otro.

 

 

Debemos aprender a amar lo que tenemos, sin envidiar lo que tiene el otro y pisotearlo solo porque yo no lo puedo tener!

 

Elaborado por: Psic. Elizabeth Solorio Cárdenas 

 

 

 

 

Relajación Infantil

 

Las técnicas de relajación constituye un conjunto de procedimientos de intervención, la importancia de las técnicas de relajación no reside en ellas mismas, sino en la aplicación que se haga de ellas. Las medidas de acción que se recomiendan a los familiares para lograr un estado de relajación del niño:



    a)   Primera infancia (de 2,5 a 6 años)

 

En esta etapa se hablaría del “juego de relajación” más que de técnicas. Con ello se resalta el hecho de que este tipo de intervenciones guiadas por los padres deben ser, ante todo, vividas y entendidas por el niño como un juego.
Más adelante, a partir de los 6 años, podemos ya introducir diferentes técnicas más estructuradas en función de las necesidades de cada caso.
Con los más pequeñitos, nos ayudará a tener un entorno tranquilo, silencioso. Se puede trabajar la relajación justo antes de empezar a dormir, en la cama, y facilitarle así su transición al sueño. La forma en que debemos aplicarla es básicamente a través de los cuentos. Podemos utilizar, por ejemplo, el cuento de la tortuga y la liebre. El cuento narra la historia de una liebre que retó a una tortuga a efectuar una carrera. Convencida de su superioridad, la liebre empezó a correr y se dispuso a esperar la tortuga justo antes de cruzar la meta y así poder reírse de ella. La tortuga fue llegando poco a poco pero, cuando llegó, la libre se había dormido…


A partir de este relato se le puede pedir al niño que haga de tortuga (respirar lento, mover brazos y pies lentamente, meterse en su casa y permanecer quieto unos instantes…) o de liebre (respirar rápido, agitar brazos y pies…). El cuento debe acabar que gana la tortuga y el niño efectúa las respiraciones lentas y relaja todas las extremidades. Al final la tortuga se mete en su casa, apaga la luz y se dispone a descansar para recuperarse y empezar el día bien…

Los cuentos pueden variarse utilizando otros animales (elefante-hormiga; gato-ratón; etc,.) o situaciones pero buscando siempre que el niño tenga que imitar ciertos comportamientos antagónicos (lento-rápido; ruido-silencio; tenso-relajado, etc).



Podemos utilizar también algún objeto o juguete para ayudarle a identificar tensión-distensión. Por ejemplo una pequeña pelota de goma colocada en su mano y haciendo los ejercicios apretando y aflojando la presión sobre la pelota. Otra opción es utilizar algún peluche de su preferencia.

Los ejercicios de respiración (aprender a inspirar por la nariz y expirar por la boca de forma pausada) lo podemos hacer también diciéndole al niño que se imagine que es un globo que lentamente se va hinchando (le damos también instrucciones para que vaya alzando los brazos al tiempo que se hincha) para después deshincharse (expirando el aire y bajando lentamente los brazos).
A medida que se va haciendo mayor podemos introducir imágenes y sensaciones, por ejemplo, que el niño piense en sus colores, juguetes, situaciones o personas favoritas que le ayudan a sentirse bien y, también, instrucciones del tipo “Estas muy relajado y tranquilo” o “Nota como sientes un calorcito muy agradable en tus brazos o piernas…”



En definitiva, debemos ir probando diferentes alternativas para adaptarnos a las características de cada niño.


En esta primera etapa el objetivo es que el niño se empiece a familiarizar con algo que se llama “relajarse” con la finalidad de quese consigan resultados espectaculares respecto a las áreas que queremos mejorar.

 

b) Infancia (de 7 a 9 años)

 

En esta etapa podemos ir dejando los cuentos para centrarnos en instrucciones más estructuradas. Podemos empezar a utilizar la relajación, la idea es seguir trabajando la diferenciación entre tensar y relajar de los diferentes grupos musculares, el control de la respiración, y las sensaciones de calor, pesadez, etc. Podemos hacerlo en la cama por la noche o también utilizando un sofá, un asiento cómodo, etc. Lo importante es hacerlo en momentos del día tranquilos.

El niño debe interiorizar que cuando está nervioso, cuando tiene miedo o simplemente está enojado, parte de sus músculos están tensos y todo él está activado. Reconocer estas sensaciones es el primer paso para poner en marcha las estrategias trabajadas de relajación y tratar de tomar él mismo el control de la situación.


En esta etapa la visualización de colores o situaciones suele funcionar bastante bien. Así que podemos darle instrucciones para que cuando tome aire pausadamente lo convierta en su color preferido y de esta forma llene todo su cuerpo de tranquilidad y bienestar. Debe notar como entra por la nariz baja por la garganta y llena los pulmones al tiempo que una agradable sensación de calor inunda su cuerpo.


Debemos también trabajar en el sentido de que el niño practique por él mismo la relajación en los momentos en los que esté especialmente nervioso a lo largo del día. Para ello primero deberá identificar sus emociones y tensión para aplicar la respiración tranquila y la visualización de su color o imagen preferida. También podemos añadir autoinstrucciones del tipo: “relajate, tranquilo, respira…”


Normalmente estas rutinas pueden costar algún tiempo o pueden parecer irrelevantes para el niño, pero con la supervisión y el trabajo constante se producebuenos resultados.



Otros recursos interesantes, según características del niño, es efectuar algún ejercicio de relajación más físico a través de los cepillos con ruedas, cepillos de cerdas y otros elementos que permiten a los padres dar masajes en la cabeza, espalda, etc., Este tipo de relajación es muy adecuado en niños muy nerviosos y como preámbulo de la relajación más formal por la noche antes de acostarse.

 

 

c) Preadolescencia (10 a 12 años)

 

A estas edades las técnicas de relajación preferidas por los niños ya están muy bien definidas si se han trabajado con anterioridad y aconsejamos utilizar las de su preferencia. En el caso de empezarlas a trabajar ahora, es necesario probar un poco con todas ellas para averiguar la que se adapta mejor al niño.


Ahora el objetivo debe ser que el niño sea capaz de aplicar en su vida cotidiana los recursos que le hemos ido enseñando. Debe ser él mismo que ensituaciones de conflicto o estrés genere respuestas de relajación. Si se han trabajado correctamente, estas estrategias se van interiorizando y se convierten en procesos casi automáticos.

 

d) Adolescencia (13 a 17)

 

Al llegar a esta etapa, el joven, ya debería tener adquiridos los recursos necesarios para manejar la relajación. En caso de no haberse iniciado en su práctica puede ser ahora el momento. Como en la etapa anterior, debemos efectuar una pequeña prueba diferentes técnicas para encontrar la que mejor se ajuste a sus características. Es importante que el joven tome parte más activa y que sea capaz de practicar él solo experimentando cuál de ellas le resulta más cómoda y eficaz.


Igualmente debe aprovechar cualquier situación cotidiana para practicar los recursos de afrontamiento.



HIPNOSIS Y TERAPIA SEXUAL

 

 

Viridiana Romero Manzo

Universidad Gestalt de las Américas, S.C. México

psic.viridiana.romero@gmail.com

 

 

 

INTRODUCCIÓN.

En el presente libro se expone la metodología a seguir para el manejo psicoterapéutico con hipnosis en las problemáticas sexuales.

 

Dentro del contenido de este algo que me agrado bastante es que inicialmente se aborda la hipnosis Ericksoniana desde que es como se tiene que ir sensibilizando a las personas, las bases teóricas, así como las diversas problemáticas sexuales a las que se pueden enfrentar las parejas.

 

La idea de Teresa Robles en conjunto con Daniel L. Araoz, Doctor en Psicología y sexología es establecer diversas técnicas y herramientas para la práctica de la hipnosis, que los psicoterapeutas se preparen para comprender la problemática y saber cómo trabajarla.

 

El Dr. Define a la hipnosis como un estado mental en el que surge un pensamiento vivencial, mientras las funciones lógicas y criticas están suspendidas. También menciona que la hipnosis es aquella en la que se dan estados subliminales normales ordinarios, como extraordinarios.

 

Desarrollo.

La propuesta que realiza Robles y Araoz, es realizar una nueva hipnosis en donde se induzca al trance por medio de habilidades cognitivas. Es una herramienta o técnica para llegar a la mente inconsciente. En este libro se abordan técnicas de psicoterapia en la hipnosis sexual ya que ambas se integran de forma natural dando resultados favorables.

 

La idea del libro es que, al ir analizando la combinación anteriormente descrita, surja el dialogo, la discusión intercambiando ideas entre ambos campos profesionales. Cabe mencionar que el hombre u la mujer tenemos un discurso distinto lo que ellos necesitan no es lo mismo al género femenino y a veces parte de los bloqueos sexuales tienen que ver con la negociación de las necesidades del ser humano. Lo que para unos debe ser auditivo para otros kinestésico o bien con algunos factores socioculturales también pueden surgir los bloqueos.

 

Lo que me agrado de este libro es que presenta todos los panoramas, habla sobre ¿qué es la hipnosis?, también aspectos cognitivos, de sugestión y de la sexualidad, inclusive tiene como algunos párrafos según diversos autores de cuáles son las problemáticas más comunes que hay en una pareja y como abordar estas, con que técnica específica.

 

Habla sobre los mitos que más escuchamos de porque nos suceden las cosas, o bien que es lo que causa también las problemáticas a través de lo que en la sociedad se dice. En la primera parte aporta a todas las cuestiones de forma teórica y en la segunda parte del libro el autor hace énfasis en la parte práctica y divide las disfunciones de los hombres y de las mujeres.

 

Me agrado que se aborda como primordial la imaginación ante diversas imágenes que son las que van a inducir al paciente a que logre los desbloqueos, ya que de lo que se trata es que este relajado sin culpas, prejuicios ni preocupaciones y pueda concentrarse en el principio del placer para poder provocar la excitación sexual y obtener una vida plena muy placentera. Es importante decir que el libro me llamo la atención por el título pues se me hizo interesante saber sobre la mezcla o combinación de la hipnosis y la terapia sexual lo que me indica que la hipnosis está presente en el manejo de intervención emocional ante cualquier problemática.

 

 

CONCLUSIONES.

Para mí es muy importante mencionar que se me dificulto el comprender como se aplican las técnicas, llego un momento en donde percibí en la lectura que el psicoterapeuta especialista en hipnosis trabaja con la pareja en el consultorio, pero inicia dando indicaciones a la mujer por ejemplo y el esposo está presente observando, lo que no entendí es algunas de las técnicas requieren que como pareja hagan los ejercicios juntos, me pregunto yo ¿entonces como maneja el terapeuta la sesión? Si ni modo que accionando ellos el psicoterapeuta presencie el accionar de su conducta sexual. Se me hace un abordaje de hipnosis complicado, creo que de por si es complicado poder entender porque surgen las disfunciones sexuales.

 

BIBLIOGRAFIA.

 

 

·       Araoz, Daniel. (2014) Hipnosis y terapia sexual. Ed. ALOM EDITORES, México, D.F. 

 

LA IMPORTANCIA DEL VÍNCULO AFECTIVO DE LOS PADRES HACIA LOS HIJOS.

 

Elaborado: Psic. María Esther Chávez Díaz

El vínculo afectivo de los padres hacia los hijos es de gran importancia, ya que el rol de la familia cumple funciones importantes en la aparición y en el ritmo del desarrollo del lenguaje verbal del niño. Si éste se siente emocionalmente seguro y lingüísticamente estimulado, se desarrollará normal y óptimamente, superando las dificultades de las distintas etapas en el tiempo esperado; pero cuando la familia es conflictiva e indiferente con él, esto obstaculizará y retardará su evolución y, muchas veces, con consecuencias negativas para su comportamiento.

 

Los primeros cinco años de vida de nuestro hijo son los  más importantes porque representan un periodo formativo. Justo en este periodo se presenta una gran diferencia entre el amor materno y paterno hacia el pequeño, así como la información y la experiencia requerida para su cuidado.

 

De acuerdo a algunos especialistas en el desarrollo del niño como es: Ana Freud quién realizó una investigación junto con otros colaboradores los efectos traumáticos de los bombardeos de Londres en los niños y descubrieron que los niños que permanecían con sus figuras de apego sufrían menos las consecuencias psíquicas que los niños que habían sido puestos a salvo en refugios seguros pero separados de sus padres.

 

En el caso de Bowlby nos habla que el apego es una predisposición compartida con otros mamíferos. Realizó una investigación de niños separados de sus padres y colocados en entornos no familiares tales como hospitales y residencias infantiles encontrando secuelas como ansiedad, ambivalencia, estado de desapego (indiferencia) en el cual se reprimían tanto sentimientos afectuosos como hostiles.

 

En el caso del investigador M. Main M. Ainsworth continuo con los trabajos de Bowlby y desarrolló el experimento de laboratorio denominado “la situación extraña”, a partir del cual se establecieron los diferentes tipos de apego: Seguro, evitativo, ansioso/ambivalente y desorganizado.

 

Desde hace más de un siglo se conoce la gran importancia que supone para toda la vida del niño y del futuro adulto disponer a su lado, desde el nacimiento y durante los primeros años de la vida, de una o dos figuras de vinculación suficientemente estables en el tiempo.

 

La figura de apego provee, en los primeros años, la seguridad básica esencial para poder explorar el mundo y en esta seguridad básica se sustenta la capacidad de relacionarse con los demás de modo sano y de aprender.

 

Hoy sabemos que el niño necesita ser cuidado por personas suficientemente constantes en el tiempo, que establezcan con él un vínculo emocional intenso.

 

El apego es una disposición a mantener proximidad y contacto (lazo de afecto) con una figura de carácter protector, denominada figura de apego, por lo que considero de gran importancia hacer mención los tipos de apego que existen de acuerdo a la teoría de Bowlby:

 

Ø  Apego Seguro.- Los niños seguros evidencian un placer por el contacto físico, ausencia de ansiedad ante separaciones breves y un uso instantáneo de la madre como base segura en la exploración y el juego.

 

Ø  Apego Inseguro. El bebé se observa activamente ansioso, pero también a menudo sorprendentemente pasivo. En condiciones no familiares, estresantes, aparece una preocupación exagerada hacia la madre, muestra el bebé expresiones confusas y prolongadas de ansiedad, en ocasiones  también de rabia. Estos bebés tienden a mostrar signos de ansiedad aún en los episodios de separación.

 

Ø  Apego  Evitativo o elusivos.- Se caracterizan por ser en su mayoría activamente ansiosos en casa. Permanecen enojados y exhiben malestar frente a las separaciones más breves. Los bebes evitativos raramente lloran en los episodios de separación y, en los episodios de reunión evitan a la madre.

 

Ø  Apego desorientado/desorganizado.- Es una conducta que se genera por las actitudes que los padres muestran al niño en su cotidianidad.

 

Los bebés vinculados con sus padres se sienten protegidos, desarrollan una especie de confianza en los demás que les funciona, y eso hace que más tarde sean socialmente más competentes. Si tienen problemas piden ayuda, y la consiguen.

 

Sin embargo se llega a creer que el único camino para hacer que un niño tenga una autoestima alta es reforzar sus conductas positivas y alabar aquello que hace bien para que se sienta bien consigo mismo.

 

Si bien es cierto, esto puede ayudar a un niño a mejorar la percepción que tiene de sí mismo, pero no significa que sea lo más importante ya que él se sentirá defraudado consigo mismo y sentirá que puede empezar a perder el amor de quienes le amaban cuando hacía las cosas bien.

 

Por esta razón lo importante es tener un vínculo estrecho, sano y fuerte en el que el niño pueda acertar, equivocarse, portarse bien y portarse mal y no se sienta menos querido por ello. El amor no tiene que ver con lo que nos gusta o no nos gusta de nuestros hijos y por eso cuando hacen algo mal debe quedar claro que “te quiero mucho, hijo mío, pero esto que has hecho no me gusta”.

 

-Fuente: Repetur Safrany Karen, Ariel Quezada Len Ariel (2005) Artículo: Vínculo y Desarrollo Psicológico: La importancia de las Relaciones Tempranas. Revista Digital de la UNAM, Volumen 6, No. 11

 

HACER EL AMOR Y TENER SEXO

¿Es lo mismo hacer el amor y tener sexo?

 

Por: Psic. Elizabeth Solorio Cárdenas

 

 

“Tener sexo es vaciar el cuerpo, hacer el amor es vaciar el alma”

 

Si bien es cierto que sabemos o creemos saber que existe una diferencia entre hacer el amor y el sexo, debemos saber exactamente cuál es la diferencia exacta, ¿qué nos lleva a decir que existe una diferencia entre ambas?

 

Empezaremos por definir cada una de ellas para así tener un panorama mayor al que tenemos ahora.

 

Entendemos por sexo justamente a la fuente de atracción en el que se mezclan por una parte el desarrollo de los órganos genitales y por el otro el de los impulsos sexuales. Es decir, son aquellas características que nos permiten diferenciar entre un hombre y una mujer.

 

Efectivamente, ese es el significado correcto a la palabra “sexo”.

 

Ahora bien, ¿qué es hacer el amor? Justo se plantea esta pregunta, puesto que muy pocas personas saben el verdadero significado. Hacer el

amor, conlleva caricias, palabras, abrazos, momento de tranquilidad, me reposición del cuerpo. Esto sucede justo después del acto coital.

 

Muchas personas piensan que hacer el amor hace referencia al acto coital como tal, pero están en un error, es justo lo que sucede después del acto, ese momento en el que puedes estar con la pareja y abrazarse, platicar, agradecer el momento vivido con anterioridad, mostrar su afecto, cariño, amor a la pareja.

 

Es importante para todos comprender de forma adecuada esta diferencia, para evitar malos entendidos y en caso de ser padres, para brindar una correcta educación sexual a sus hijos.

 

Por otro lado también, debemos recordar que hacer el amor con la pareja es uno de los actos con mayor carga emocional, por lo que tiene consecuencias positivas para ambos miembros de la pareja en caso de realizarse de forma adecuada.

 

Eleva el autoestima, brinda mayor seguridad, sirve como reforzador, se pueden aclarar dudas que puedan llegar a surgir y sobre todo es un momento de agradecimiento, un momento en el que la pareja se agradece el poder compartir el placer coital, el erotismo, el llegar a experimentar una situación de complicidad con el otro.

 

Debemos atrevernos a expresar todo aquello que sentimos, todo aquello que nos gusta, a agradecer todo lo que nos brinda la vida.

 

¡Atrévete a hacer el amor!

 

 

 

-Fuente: García, V., (2002), La educación de la sexualidad, Madrid, España, Ed. Rialp.

MANEJO DE BERRICHES

MANEJO DE BERRICHES

 Por: Lic. María Esther Chávez Díaz

 

Los berrinches en los niños normalmente aparecen a partir de la edad de los 2 años, en donde se muestran vulnerables en sus emociones, hay que tomar en cuenta que tu hijo está creciendo y quiere empezar a ejercer su propia voluntad, por lo que el niño se encuentra en una etapa de transición y lo podrás apoyar si lo acompañas en el proceso.

 

Es muy importante que tu bebé se sienta acompañado emocionalmente durante esta etapa. Esto lo ayudará a aprender a identificar sus emociones y a manejarlas correctamente. Recuerda que no está mal sentir cualquier tipo de emoción, sin embargo, esto no justifica actuar sin pensar en las consecuencias de nuestros actos.

 

Existen padres que no solamente no les enseñan a sus hijos a no ser berrinchudos, sino que aun favorecen esa situación de berrinches. Es decir, por ejemplo, cuando un niño está haciendo un berrinche y los padres detestan ver esas escenas, y para calmarlo le dan lo que el niño está pidiendo, entonces ¿qué le están enseñando?

 

Precisamente eso, que a través de los berrinches pueden lograr y obtener aquello que de otra forma no lo obtendrían. Si tú eres una madre consentidora que le da sus hijos lo que están pidiendo en el momento del berrinche, o simplemente te vuelves una espectadora y no haces nada para evitar que el niño siga actuando a través de esos berrinches, quiero decirte que no lo estás educando correctamente a tu hijo y que ese niño va a crecer con muchos hábitos inadecuados, problemas de conducta, pensando que a través de manipulaciones, llantos, etc., puede obtener lo que desea. Ese es un error gravísimo en la educación de los niños. Una cosa es tener a un niño de 2 a 4 años que hace berrinches, y otra cosa es que el niño crezca, deje de ser niño y llegue a la adolescencia con esa información inadecuada. En ese momento, ya las circunstancias cambian totalmente. Son adolescentes que siempre tratan de salirse con la suya de forma deshonesta, aprenden a manipular a otros niños, adultos, o bien con maestros, y empiezan a tener problemas de conducta en otro nivel. Si usted tiene a un niño de 2 a 4 años que hace berrinches, algo en usted está fallando en la educación y la disciplina de sus hijos. Hoy más que nunca, la sociedad en la que vivimos, con crisis, problemas, con delincuencia juvenil, donde los jóvenes son muy irrespetuosos, que no han aprendido los límites, ni las normas, necesitamos una generación de niños debidamente educados, para que cuando lleguen a la adolescencia y a la juventud puedan ser jóvenes diferentes.

 

La gente se pregunta ¿por qué la juventud estará tan perdida? ¿Por qué está en crisis, por qué no respeta a los mayores, ni siquiera se respetan a sí mismos, llevan una vida totalmente inadecuada, dañina para ellos mismos? La respuesta es muy sencilla: porque se falló en la educación de ellos cuando eran pequeños, cuando a través de una buena educación basada en el amor y la disciplina se pudo haber formado en ellos un carácter firme, sólido, generoso, amable y prudente. Los padres sólo vieron como los niños se llenaban de rabietas, de berrinches y no hicieron nada, y a veces con su misma conducta, fomentaron ese tipo de rabietas en sus propios hijos.

 

 

Por lo que a continuación les sugiero algunos tip´s  que no se deben realizar para el manejo de berrinches.

  • Es importante No amenazar al pequeñ@  diciéndole “deja de llorar, o no iremos al cine”, aquí lo que se está logrado, es que el pequeño lo está creando una personalidad insegura, es decir ambivalente.
  • Insultar, no solo los insultos son convencionales, sino también se encuentran ocultos detrás de las palabras que le decimos a los niños, es decir, lo único que se logra es bajar la autoestima.
  • Castigar; la violencia física y verbal no es el medio correcto que existe para poder evitar un berrinche, lo que se está suscitando es una comunicación negativa que conviene evitar.
  • Ponerse a su nivel, es lo más conveniente como es sentarse o bien arrodillarse para poder hablarle y mirándolo a los ojos.

 

Les dejo algunos tips: ¿Cómo actuar ante os berrinches?

                           

  • El tono de voz es de gran importancia, se sugiere no gritar ni intentar angustiarse, es decir hablar en un tono claro y con un volumen adecuado, cuanto más bajo le hables, más necesitará calmarse para escucharte.
  • Contacto físico; probablemente el niño rechazara los abrazos, sin embardo no hay que temer, la angustia del pequeño puede irse calmando cuando se sienta amado y comprendido.
  • Palabras; es importante que el pequeño empiece a resolver los problemas por medio de la comunicación. Preguntarle qué es lo que quiere o que es lo que desea para cambiar la angustia, darle su espacio para que se calme y pueda expresarse con sus palabras.
  • Hay que considerar algo importante, cada niño es diferente, por ello es importante conocer a tu hijo y saber cómo puedes manejar los berrinches, hallando un canal de comunicación amoroso, afectivo, y benéfico para ambos.

 

 

Cutting

“Cutting”

Por Pisc. Katia Corona de la Borbolla

 

Desde finales del siglo pasado hasta la actualidad a surgido una conducta peligrosa entre niños y adolescentes, que incluso se ha llegado a considerar una moda silenciosa que se difunde en blogs en internet y redes sociales, es el ‘Cutting’.

¿Qué es el ‘Cutting’? Es una conducta que consiste en dejarse marcas en la piel, mediante autolesiones, cortándose la piel con diversos objetos punzocortantes como navajas, hojas de afeitar, cuchillos, tijeras, etc. Estas marcas se pueden provocar en cualquier parte del cuerpo, generalmente se producen en brazos y muñecas,  las lesiones pueden llegar a ser leves sin generar algún sangrado, sin embargo algunas ocasiones pueden a llegar ser muy profundas poniéndose en grave peligro requiriendo de atención médica, para detener el sangrado y realizar cirugía.

¿Qué provoca el Cutting? Los adolescentes que realizan estas prácticas suelen hacerlo con el objetivo de provocar un sufrimiento físico y “aliviar” el dolor emocional o psicológico por el que está pasando y que no puede controlar, también se pueden provocar estas lesiones simplemente por sentir un placer momentáneo, o incluso se acude a dañar el cuerpo cuando está en tal confusión emocional que no sabe o no identifica lo que está sintiendo.

Las personas más propensas a estas prácticas, son generalmente adolescentes entre 11 a 18 años, sin embargo se han dado casos en niños y algunas personas siguen manteniendo esta conducta hasta la edad adulta, estas lesiones son un fuerte reflejo del estado psicológico, encontrándose en un serio padecimiento, como depresión, ansiedad, estrés, soledad y asilamiento. En el Cutting predomina una estructura de personalidad de carácter introvertido; que no puede establecer relaciones interpersonales íntimas debido al miedo de ser rechazado, ridiculizado o avergonzado 

Los adolescentes que se autolesionan generalmente se sienten a la vez víctimas y victimarios: víctimas de la sociedad y victimarios de otros grupos, otras identidades y hasta de sí mismos. La violencia contra sí mismo es característica de las sociedades en las cuales ser diferente es ser inadaptado o en las en las cuales la competitividad es una virtud, luego quien no quiere o no puede estar a la altura de las exigencias siente que no hay espacio social para él. A menudo están asociados al abuso de sustancias, alcohol y drogas.

Se han realizado estudios psicológicos en pacientes que se cortaban y presentaban conductas suicidas, encontrando que la existencia de abuso físico o sexual, negligencia física o emocional, y condiciones familiares caóticas durante su infancia y adolescencia, fueron componentes que permitieron predecir de manera confiable la cantidad y severidad de la cortada 

¿Qué se puede hacer si creo que mi hijo practica el Cutting? Es muy importante restablecer los canales de comunicación interpersonales, además de prestar atención a los detalles que pueda indicar un cambio de conducta, estado de ánimo o rasgos que nos puedan indicar sospechas de una depresión, observar si existen dichas marcas en muñecas o brazos, gran parte de los adolescentes que se autolesionan ocultan sus marcas, con playeras de manga larga, suéteres largos y pulseras.

Si usted ha detectado estas marcas es de vital importancia no se le reprenda o regañe, establezca comunicación empática con su hijo, hable sobre estas lesiones y sugiera la visita a un profesional de la salud mental, el cual le puede ayudar a comprender, detectar las emociones y situaciones que le pueden estar agobiando, así como generar estrategias para controlar y disminuir al máximo la ansiedad, el miedo, depresión y el estrés que este experimentando.

 

Fuente:

Carvajal, O., H., Arancibia, A., B.,  Díaz,  N., J. y Mendoza, B., H. (2015). Síndrome de Cutting (autolesionismo). Revista de Investigación e Información en Salud. V.10,  25. 

EN BUSCA DE LA IGUALDAD UTÓPICA

EN BUSCA DE LA IGUALDAD UTÓPICA

 

 Por Psic. Elizabeth Solorio Cárdenas

 

 

Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres”

-Rosa Luxemburgo.

 

Es importante mencionar que desde hace muchos años, la mujer especialmente ha tratado de llegar a la igualdad con el hombre. Pero, ¿esto es realmente posible?

Un dato importante es que tanto hombres tienen características femeninas, como la mujer tiene características masculinas, de no ser así, no soportaríamos estar con una persona del mismo sexo.

 

Tomando en cuenta lo anterior, podríamos decir que ese 50% nos acerca justo a la igualdad que tanto buscamos pero, ¿reaccionamos igual ante una situación?, ¿tenemos la misma capacidad para realizar actividades?, ¿podemos utilizar las mismas herramientas para una situación?

 

Desde el momento de la concepción, somos seres totalmente diferentes en cuanto a funciones, anatomía, tiempo de vida, entre otras más.

 

Con esto no quiero decir que no deba existir “igualdad” entre nosotros, solo trato de enfatizar justo en las diferencias para darnos cuenta que la igualdad como tal, posiblemente no sea alcanzable.

 

Tenemos diferentes formas de pensar, de manejar las situaciones, incluso entre personas del mismo sexo.

 

Nuestras capacidades son diferentes, mas no limitadas. Considero que ahí radica por lo que tanto se ha luchado en cuanto a igualdad de género. Socialmente se ha creado una idea en la que la mujer es débil, que no es capaz de realizar actividades que requieren resistencia y fuerza al por mayor, pero entonces cómo hace al momento del parto, la pérdida de un ser querido.

 

Todos los constructos sociales que afectan la vida diaria tanto de hombres como de mujeres, nos han mantenido al pie del cañón como si fuera una constante lucha entre ambos sexos, manifestándose los conflictos entre parejas, trabajadores e incluso la propia familia.

 

El machismo presentado tanto en hombres como en mujeres, se convierte en algo similar a un virus que mediante la educación se va transmitiendo de generación en generación, creando ideas erróneas o insanas emocionalmente para los hijos, que a futuro reproducirán tal y como lo vivieron con sus padres.

 

 

La ventaja hoy en día es el uso del internet que nos facilita el acceso a información que nos permite ver que no necesariamente las cosas son como las pensamos o nos han hecho creer. La libertad de investigación y de expresión.

Debemos comenzar a tomar consciencia de todo lo aprendido a lo largo de nuestra vida y destacar las cosas sanas para nuestro ser y deshacernos de las cosas que nos dañan continuamente poniendo barreras interminables entre la línea delgada que existe de la felicidad y de la costumbre a lo aprendido.

 

Como adultos, hacernos responsables de nuestras acciones y comenzar a identificar nuestras fortalezas para empoderarlas y dejar de lado la lucha inalcanzable por la igualdad entre ambos sexos.

Mantenernos con la idea de que somos seres diferentes, tal vez con diferentes fortalezas, con los mismos alcances, pero con un desarrollo de las mismas en diferentes cantidades.

 

Debemos querer ser felices!

0 comentarios

Transtornos del sueño

Trastornos del sueño

 Elaboró: María Esther Chávez Díaz

 

El insomnio es un trastorno del sueño, en el cual consiste en la incapacidad para conciliar o mantener el sueño el despertar precoz y, en definitiva, un sueño no reparador.

 

La persona con insomnio, al levantarse de la cama, tiene la sensación de no haber dormido lo suficiente, y no haber descansado.

 

Si se llega a presentar esta situación, puede provocar problemas físicos y psicológicos, y repercutir en nuestras vidas de forma importante.

 

La cantidad de sueño necesario es variable en cada persona y está genéticamente determinado; un recién nacido duerme cerca de 18 horas, un adulto joven de 7,5 a 8 horas y un anciano alrededor de 6,5 horas. De la tercera a la sexta década de la vida se produce una disminución gradual de la calidad del sueño, volviéndose este más fragmentado y superficial.

 

La cantidad de sueño necesario es variable en cada persona y está genéticamente determinado; un recién nacido duerme cerca de 18 horas, un adulto joven de 7,5 a 8 horas y un anciano alrededor de 6,5 horas. De la tercera a la sexta década de la vida se produce una disminución gradual de la calidad del sueño, volviéndose este más fragmentado y superficial.

 

CAUSAS

Las causas del insomnio, por lo que nos impide dormir, ya que durante el tratamiento, tendremos que eliminar dichas causas para favorecer el sueño.

 

Existen algunas de las causas del insomnio:

  • Mala higiene de sueño: Se trata de malos hábitos que tenemos y que alteran el ciclo normal de sueño-vigilia. El abuso de sustancias excitantes como café, té, y fármacos estimulantes del sistema nervioso central, contribuyen también a la aparición de insomnio. El alcohol puede facilitar el inicio del sueño, pero posteriormente lo dificulta.
  • Trastornos psicológicos: La depresión causa el acortamiento del tiempo total de sueño porque suelen despertarse pronto. Además, existe una incapacidad de la persona para reanudar el sueño interrumpido. Los trastornos de ansiedad generan dificultad para conciliar, o mantener el sueño.
  • El abuso de alcohol y de otras drogas, aunque a veces se piense lo contrario, suelen también el sueño.
  • Situaciones de estrés dificultar, se generan por grandes cambios en su vida doméstica o laboral, problemas financieros, la muerte de un ser querido...
  • Ruidos externos; si usted o su pareja suele roncar, si hay ruidos de terceros en su casa durante la noche, si sus vecinos llevan un horario distinto y se quedan hasta tarde viendo películas tipo el hijo de la novia o si el camión de la basura pasa por su calle a las tres de la madrugada... Todas estas situaciones pueden ser la fuente de su insomnio.

  

 

TIP S PARA EL MANEJO DE INSOMNIO:

  1. Acuéstese a dormir sólo cuando tenga sueño. 
  2. No use la cama para otra cosa que no sea dormir. Es decir, no se acueste para leer, ver televisión o para cualquier otra actividad que no esté relacionada con el sueño. Con excepción de la actividad sexual ;-) 
  3. Si es incapaz de conciliar el sueño en unos 15 minutos, levántese, diríjase a otra habitación y póngase cómodo. Regrese a la cama sólo cuando le entre sueño. 
  4. Si aún no puede dormir, repita el paso 3. Haga esto tantas veces como sea necesario durante toda la noche. 
  5. Fije su despertador y levántese siempre a la misma hora cada mañana, independientemente de la cantidad de sueño que tenga. Esto le permitirá a su organismo adquirir un ritmo constante de sueño.
  6. Durante el día, no realizar la siesta.
  7. Además de estos consejos para dormir, existen otros detalles que deberíamos tener en cuenta y que han sido validados por las investigaciones científicas:
  8. No consumir cafeína por lo menos 6 horas antes de dormir ya que la misma es un potente activador del sistema nervioso central.
  9. No realizar ejercicio físico en exceso antes de dormir. Se ha demostrado que la actividad física inicialmente aumenta los niveles de las llamadas “hormonas del estrés” pero poco a poco este nivel va disminuyendo considerablemente. Por ende, es mejor hacer ejercicios al iniciar el día o en la tarde.
  10. Reducir la luminosidad de la habitación ya que se ha demostrado que dormir con una luz demasiado fuerte provoca un desequilibrio hormonal, alterando fundamentalmente los niveles de melatonina y produciendo además un mayor riesgo de desarrollar la obesidad y la diabetes.
  11. Como pueden apreciar, los consejos para dormir son muy simples y es que están basados en el condicionamiento clásico. La Terapia de Control de los Estímulos se sustenta en la idea de que conectamos algunos estímulos ambientales con ciertos pensamientos o conductas. En otras palabras, aprendemos a relacionar la cama con algunas cosas que no son el sueño (como puede ser ver la televisión); por ello, cuando vamos a dormir, no tenemos un reflejo condicionado que nos facilite conciliar el sueño. Esta terapia se dirige esencialmente a crear una fuerte relación entre: cama-sueño.
  12. Otra excelente idea para combatir el insomnio es aprender técnicas de relajación ya que está demostrado que cuánto más nos esforcemos por dormir, más difícil nos será lograr nuestro cometido. Pero si aprendemos a relajarnos, estaremos facilitando el sueño.

 

 Fuente:

Trastorno del sueño. Buela Casal, Gualberto. Edit.Síntesis

Leer más

Síndrome de Asperger

 

El Síndrome de (SA) es uno de los Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD) y está considerado un Trastorno de Asperger Espectro autista  (TEA), los síntomas de este síndrome se van presentando en el desarrollo del niño, normalmente se detecta en la etapa escolar. 

 

      Hasta hoy en día los científicos no saben explicar con exactitud  las causas del Autismo y por lo tanto del Asperger, sin embargo en el 2015 se abrió un nuevo panorama para este Síndrome.

 

      Un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad John Hopkins en Baltimore (EE.UU.), relaciona el exceso de folato o de acido fólico durante el embarazo con el aumento de probabilidades de riesgo de que un futuro el bebe padezca Autismo.

 

      Esperamos este estudio trace un camino hacia nuevos hallazgos para prevenir este Síndrome.

 

      El Síndrome de Asperger es un desorden poco común y la información relativa a su prevalencia es limitada. Parece ser que el desorden es más común en los hombres.

 

 

¿Cuáles son los signos o características que presenta una persona con Asperger?

 

Las personas con síndrome de Asperger tienen problemas con destrezas sociales, emocionales y de comunicación y además tienen conductas e intereses inusuales.

 

  • Poca y nula interacción con sus iguales
  • Mutismo selectivo, solo hablan con las personas con las que se sienten cómodos y no pueden hablar con extraños.
  • Aunque la persona con SA puede hacer  esfuerzos por interactuar socialmente con otros, su comportamiento peculiar deja a los demás sin saber cómo responder. Es por esto que a menudo que la persona con SA es mal entendida y puede encontrarse aislada de otros.
  • Dificultad en la comprensión de la lengua hablada, se toman las cosas literalmente particularmente en cuanto a la ironía, metáforas, humor u otras abstracciones. Frases como: ¿se te ha comido la lengua el gato? Me estas tomando el pelo?
  • Dificultad para mantener contacto visual cuando se les habla
  • Tienen dificultad para utilizar y comprender gestos.
  • Tienden a expresar el gran interés que tienen por algunos objetos o temas y no les interesa los intereses de su interlocutor
  • Poca empatía hacia los demás, dificultad para conceptuar y apreciar los pensamientos y sentimientos de otra persona
  • Se adhieren fácilmente a las rutinas o rituales, sin embargo resulta un desequilibrio para ellos no seguir esas rutinas o rituales con exactitud.
  • Conductas motoras repetitivas y estereotipadas (p. ej., sacudir o girar manos o dedos, o movimientos complejos de todo el cuerpo).
  • Preocupación persistente por partes de objetos.
  • Fuerte interés por el orden, es decir catalogar información o crear tablas, acomodar objetos por tamaños, colores, etc.
  • Sensibilidad táctil, visual y auditiva,  sensibilidad al sabor y a la textura de la comida, sensibilidad al dolor y a la temperatura.

 

¿Qué puedo hacer si creo que mi hijo tiene Síndrome de Asperger?

 

Si usted considera que su hijo presenta algunos de estos síntomas, es necesario lo comunique con su médico o a la enfermera de su hijo. Si usted o su médico consideran que podría existir algún problema, solicite al doctor que remita a su hijo a un especialista, como un pediatra especializado en el desarrollo y/o un psicólogo. También hable con el maestro de su hijo o con el consejero de la escuela.

 

      Su hijo podría beneficiarse de una capacitación intensiva de destrezas sociales en la escuela o la comunidad. Su hijo también podría necesitar terapia del habla para aprender cómo hablar con otras personas, o medicamentos, para ayudarle con la ansiedad y los problemas de atención. Otros tratamientos, como el arte-terapia, la terapia física y ocupacional también podrían ser útiles según las necesidades del niño.

 

      Es trascendental comenzar la intervención tan pronto sea posible para ayudar al niño a alcanzar su máximo potencial. ¡Actuar rápido puede hacer una gran diferencia!

            

 

                                                                                              

Fuentes:

 Cobo, G., M. y Morán, V., E. (2016). El Síndrome de Asperger. Intervenciones psicoeducativas. España: Asociación Asperger y TGDs de Aragón.

 Rangel R., D. y Osma, Z., S. (2015). Consumo de ácido fólico en el embarazo y reducción del riesgo de trastornos del espectro autista. Revista de los Estudiantes de Medicina de la Universidad industrial de Santander. 28(3): 327-3336

 

Juego mortal llamado La Ballena Azul

 

Es de gran importancia que los padres, educadores, niños y adolescentes estén informados sobre este fenómeno que se está suscitando actualmente en las redes,  es un juego llamado La Ballena Azul.

 

     ¿Pero…..en qué consiste?.... Antes que nada quiero comentar, que la era de información,  ha traído beneficios a las personas,  lo que ha conllevado a la creación de modelos de negocios y comunicación entre personas, como comercio electrónico, comunidades virtuales, blogs, redes sociales, entre ellas Facebook, YouTube, Twitter etc.

 

      Sin embargo, estas tecnologías tienen riesgos, que muchas veces se desconocen o no se le prestan la debida atención, y que hay que afrontar.

      Es posible que hayas visto en algunos medios e incluso en la televisión el peligroso juego que ya se ha llevado a víctimas inocentes. Este macabro juego nació en Rusia y nadie gana. La Ballena Azul es un juego muy peligroso que comienza en Internet y que los adolescentes deben tener mucho cuidado puesto que ellos son las principales víctimas. El objetivo final de este macabro juego es suicidarse.

 

      Este trágico juego se llama así por algunas ballenas azules que han aparecido en las playas para dejarse morir. En Rusia, hace apenas un año, se empezó a detectar casos extraños de adolescentes que se quitaban la vida y cómo estos casos iban en aumento y por eso se empezó a investigar. En estas investigaciones se descubrió cómo hay personas detrás de todas estas muertes que se encargan de controlar el juego.

 

      Los adolescentes tienen que realizar 50 misiones y mostrar con fotos a los controladores o ‘administradores’ (como se hacen llamar) del juego que las han hecho con éxito. Algunas pruebas son hacer dibujos, ver vídeos de terror que los administradores pasan a los jugadores a altas horas de la madrugada, subirse a lugares muy altos sin protección y mantenerse en el borde, tomar huevos crudos, tomarse fotografías y enviarlas, grabarse en la piel dibujos con cualquier objeto afilado, etc.

 

      La última prueba consiste en suicidarse saltando al vacío, ahorcarse u otras formas que el ‘administrador del juego’ diga. En Rusia se han producido entre 2015 y 2016 nada menos que 130 muertes a causa de este macabro juego. Lo peor es que está extendiéndose a lugares como Latinoamérica, España y otros lugares del mundo. Internet llega a cualquier parte y cualquier adolescente puede ser una víctima.

 

Medidas de Advertencia

Hay que tener especial cuidado con los jóvenes cuando usen la computadora, tabletas y teléfonos móviles, para monitorear y evitar sean víctimas, no solo de este juego, sino de otras actividades criminales en internet:

 

Los consejos que propone La capitán Sandra Marcela Narváez, jefe del Grupo de Protección a Infancia y Adolescencia de la Policía Colombia, son:

  1.   Informar a los colegios para que eduquen a los niños sobre este tema en las aulas. Agrego por mi parte, que también sean temas de seguridad informática.
  2.   Control por parte de los padres en las páginas y actividades que realicen los niños en sus computadores y demás dispositivos (yo recomiendo para ello instalar en los dispositivos un software de control parental o “Parental Control” y aplicar reglas de restricción de contenido y restricción de horas determinada).
  3.   Los padres deben procurar que los contactos de las redes sociales de sus hijos sean solo gente conocida, según especialista en el artículo, yo recomiendo adicionalmente, limitar el uso de las mismas, la seguridad ante todo.
  4.   Los padres deben tener acceso a las contraseñas de correo electrónico, redes sociales y dispositivos (computadora, celular, tableta) de su hijo.

Los educadores deben hablar sobre el riesgo de uso de tecnología, redes sociales, juegos online e internet con sus alumnos. Ya que existen, otros juegos donde hay riesgo de extorsión, pornografía infantil, trata de personas.

 

     Los padres de familia, tienen que estar atentos a cualquier cambio de comportamiento, especialmente aquellos que atenten a su propia integridad, en informar a las autoridades competentes (en este caso en su país).

   

Elaborado: Psic. María Esther Chávez Díaz

 

 

DIALOGANDO CONTIGO...

 

Por: Brenda Solís

 

Puedo escuchar una canción que hace cuatro años me fascinaba, esto es tan sorprendente viniendo de mí porque hace un tiempo yo no quería ni pensar en esa época. No me atrevía. Ahora puedo cerrar los ojos y no tener miedo de que mi pasado atormente mi presente. 

 

       Estoy teniendo una vida tan agradable. Y esto sigue sorprendiéndome. 

 

 

      Cuando tenía quince años me diagnosticaron Lupus, estuve internada un mes en el hospital. En ese momento yo no conocía de nada la enfermedad, tampoco me atrevía a conocerla, profundizar, estudiarla. ¿Por qué me siento así? ¿Siempre va a ser lo mismo? ¿Ya nunca va a volver a pasarme esto? ¿Por qué tengo que tomar tanta medicina? ¿Cómo me quito el cansancio? ¿Algún día voy a ser libre de mis cambios de humor tan repentinos y fuertes?

 

      Luego, cuatro años después, la Lupus se activó nuevamente. Y fue un mundo completamente distinto esta vez. No, no porque yo en esta ocasión la conociera mejor. Sí, ya estaba más familiarizada con la enfermedad, conocía como me hacía sentir, lo estaba soportando suficientemente bien, me sentía libre de ella. Quiero decir, parecía que podía vivir una vida normal y preciosa incluso si estaba diagnosticada con Lupus. No fue así. 

 

      Realmente nunca he tenido que vivir una etapa tan dura como la fue ese siguiente año de recuperación. Mi vida completa se vino abajo, fue una depresión silenciosa y extensa la que tuve. Me tarde mucho en procesar lo que me había pasado. Estar nuevamente internada en el hospital fue un golpe muy duro que tuve que enfrentar, algo que me asfixiaba, desde entonces la Lupus me hizo sentirme incomoda dentro de mi propio cuerpo. Recuerdo que pensaba: esta no soy yo, ¿cómo puedo serlo? ¿Cuándo me van a dejar escapar de este cuerpo enfermo? 

 

      Tarde mucho más en querer salir adelante. Entonces recibí un consejo que agradeceré por siempre: ve al psicólogo. No fue hasta que comencé a ir al psicólogo que comencé a avanzar. La parte que más ataca el Lupus en mi es mi mente. Y mi psicoterapeuta me hizo entender tantas cosas, abrió mi panorama, me guío para poder abrir mis ojos a mi nueva realidad. También me dijo el secreto: escribe. Yo amo escribir. Mi amor más grande es escribir. Y en cuanto empecé a escribir dirigiéndome a mi Lupus no pude detenerme, comencé a escribir cartas catárticas; le pedí a la enfermedad que me dejara en paz, que no volviera a mi vida, le conté como es que estaba haciéndome sufrir no sólo a mí, sino que a toda mi familia y amigos. Después de escribir, sucedió algo genial, algo fantástico: vi la enfermedad como algo externo a mí, pude por fin identificar lo lejana que se vuelve realmente, al fin quise confrontarla, llorar por todo lo que le hizo a mi vida, la visualicé de manera ajena a mí y entonces liberó mi mente.

 

      Curar mi mente es algo tan increíble. La frase: eres una persona sana, me conmovió en lo profundo de mi ser. Con la ayuda que recibí, con la guía que colocó la vida para mí logré sanar mi mente. 

 

      Todavía tengo días malos. Pero alguien alguna vez me dijo algo estupendo que no supe comprender hasta el día de hoy: “de tus males, el mejor”.  Es completamente acertado. Desde que me diagnosticaron Lupus mi vida ha sido cambio tras cambio, tengo etapas estables, pero también dolores que no se van. Ahora que mi mente ya no se siente encerrada en la enfermedad, ahora que puedo comprender que no le pertenezco a la enfermedad, estos cambios son lo máximo que pudo haberme entregado el lupus. He aprendido tanto a través de la enfermedad, me ha dado la oportunidad de conocer a gente espléndida que, de no haberme encerrado en mi propia mente en primer lugar, nunca habría conocido.

 

      También sé que el lupus se presenta de distintas formas en cada persona, que se sufre distinto. Lo que debe ser universal es el aprendizaje. Aprender a sanar nuestra mente, aprender a vivir con los altibajos que nos da la enfermedad.  Cualquier procedimiento que tenga que ver con el lupus, ya sea sanarse o estar en proceso de establecerse, es lento, muchas veces muy lento y desesperante. Hay que ser pacientes, hay que tener en mente que siempre hay un “después de”, hay que ser más fuertes que el lupus, hay que verla de modo externo para que no pueda consumirnos desde dentro.

 

 

 

El optimismo es saludable

 

Los investigadores han invertido mucho tiempo estudiando a las personas que tienen una actitud positiva. Y descubrieron que tener una actitud positiva ayuda a la gente a ser feliz, tener más éxito y ser más sana.

 

      El optimismo puede proteger a las personas de la depresión, aún a aquellas que corren un riesgo mayor de sufrirla. Una actitud optimista permite que las personas puedan resistir más el estrés. El optimismo puede hasta hacer que la gente viva más años.

 

      El optimismo proviene en parte de nuestra naturaleza: Algunas personas nacen con un temperamento optimista. Pero el optimismo también lo determinan nuestras vivencias a medida que crecemos. Aprendemos a ser optimistas observando a las personas que tenemos como modelos a nuestro alrededor, adoptando nuevas maneras de pensar, y practicando nuevos hábitos.

 

 

      Lo bueno es que se puede aprender a ser optimista, aún si tu actitud tiende a ser más pesimista.

 

 

El optimismo y el pesimismo

 

El optimismo y el pesimismo son actitudes mentales; maneras de pensar y ver las cosas. Los optimistas ven el lado positivo de las cosas. Creen que las cosas van a salir bien. Creen que tienen la capacidad y la habilidad de hacer que las cosas vayan bien.

 

      Seguramente hayas escuchado que la gente que ve problemas en todo, se llama "pesimista". Un pesimista tiende a esperar que las cosas no salgan tan bien o se concentra en lo que no salió bien.

 

      La gente no es siempre optimista o pesimista; pero la mayoría de las personas tiene una tendencia a ser de una manera o de otra. La buena noticia es que si tiendes a ser pesimista, no estás destinado a ser siempre así. Todos podemos ser un poco más optimistas modificando la manera en la que vemos las cosas.

 

Elaboró: Psic. Vanesa Roldan

LA CELOTIPIA: UNA MUERTE EMOCIONAL LENTA

 

Es importante de inicio mencionar que existe una diferencia entre los celos y la celotipia.

       La celotipia según la Real Academia Española significa: “pasión por los celos” y desde ahí podemos notar la diferencia. 

 

      Los celos de solo mencionarlos lo primero que se viene a la mente es algo negativo, la celotipia es aún más complicado e insano tanto para la persona que lo vive como para la persona que lo recibe.

 

 

Se puede identificar por las siguientes características:

 

  1.  La persona mantiene una idea delirante con plena convicción de la misma (idea de que está siendo engañada por su pareja
  2. La persona puede presentar síntomas depresivos
  3. La persona puede expresar intolerancia o irritabilidad con la pareja y el contexto en el que se desenvuelve.
  4. Necesidad de verificar o checar cualquier cosa (teléfono, agenda, bolsillos, etc) de la pareja para rectificar las ideas delirantes.
  5. No puede realizar una acción si no está su pareja y tampoco quiere que su pareja tenga una acción si no está presente.
  6. Deseo de que la pareja sea exclusivamente para él/ella, es decir no puede estar con alguien más, incluso compartir tiempo con la mascota puede causarle molestia.
  7. Desconfianza de las personas que se acerquen a la pareja.
  8. Se debe hacer un análisis en cuanto a la relación que lleva cada pareja y detectar las características antes mencionadas.

Si eres la persona que vive los celos por medio de su pareja o la persona que siente los celos, debes acudir a pedir ayuda con un especialista. Esto para que te ayude a hacer consciencia de lo que estás viviendo y puedas manejar la situación para tener una mejor calidad de vida.

 

      Regularmente las personas que lo viven excusan a su pareja en un principio diciendo: lo hace porque me ama o no pasa nada, yo hablo con él/ella o simplemente son sometidos por la pareja y guardan silencio, accediendo a lo que la pareja quiere o pide.

 

      Es necesario identificar este tipo de conductas, no solo como pareja que vive celotipia, sino como familiares o amigos de esas personas. Esto les permitirá tener una red de apoyo para salir de la patología en la que se desenvuelven. 

 

 

 

Elaborado por: Psic. Elizabeth Solorio Cárdenas

 

 

SÍNDROME DE LA BATA BLANCA EN LOS NIÑOS.

 

Los niños que visitan al médico no suele ser algo muy agradable, pero puede ser especialmente desestabilizador entre los niños (sobre todo aproximadamente alrededor de los cinco años). Supone una amenaza para su bienestar, ya sea por el recuerdo de anteriores visitas, porque lo asocian al dolor, porque algunos estudios médicos, conllevan la separación de los padres, por la intranquilidad ante los extraños, por el miedo a lo desconocido (mezclado con la imaginación desbordada que tienen los pequeños), o bien,  por una fobia un tanto irracional. El caso es que no son pocos los que sufren lo que se conoce como “miedo a la bata blanca”.

El niño muestra su sufrimiento al acudir a consulta con su médico,  mediante un estado de nerviosismo más o menos acusado y, por supuesto, con el llanto, muchas veces inconsolable. Esta situación, además de suponer un momento de tensión para los padres, puede dificultar los diagnósticos, e incluso alterar los resultados de las pruebas médicas (por ejemplo, los síntomas se pueden confundir). Es más, se puede llegar a la denominada “hipertensión de la bata blanca” que hace que la presión arterial suba notablemente en el momento en que se visita al doctor, y vuelve a niveles normales nada más salir de la consulta.

 

 

                                                             Tip´s para evitar que los niños tengan miedo a la bata blanca.

 

Si bien es cierto, el juego es uno de los mejores recursos para tranquilizar a los pequeños, y que pierdan el “miedo a las batas blancas” o al médico. El humor, la alegría y el positivismo, pueden resultar las mejores armas contra el miedo. Por lo que les muestro algunas ideas para que, mediante lo lúdico, venzan el miedo al pediatra:

 

1. Jugar  con nuestros hijos a los médicos de forma positiva. Regálale a tu pequeño un maletín con todo el instrumental, disfrazaros de doctores o enfermeras, y toma unos muñecos, a modo de pacientes.

2. También podemos recurrir a la tecnología y a juegos interactivos con los que el niño se convierte en médico y realiza diferentes pruebas, cura a los pacientes, o aprende sobre la anatomía humana.

3. lectura de cuentos les ayuda a superar el miedo. Hay lecturas que muestran la visita de un niño al pediatra, por ejemplo. Pero tú mismo te puedes inventar historias en las que el superhéroe favorito de tu hijo tiene que ir a que le cure el doctor, o incluso contarle un cuento en el que él mismo sea el protagonista y se muestre muy valiente en la consulta del médico o en el hospital.

 

 

Elaboró: María Esther Chávez Díaz

 

Fuente: Charles E. Schaefer,, (2012), Manual de Terapia de Juego, Ed. Manual Moderno

 ¿POR QUÉ ELEGIMOS A NUESTRA PAREJA?

 

En ocasiones tanto hombres como mujeres no quieren tener una pareja, quieren disfrutar de su tiempo libre, posiblemente solo disfrutar del erotismo con alguna persona, no quieren adquirir un compromiso como lo puede llegar a ser un noviazgo o una relación de pareja formal. Pero, ¿realmente sabemos el por qué de esas conductas?

 

      Es importante mencionar que todas las personas en el mundo tenemos necesidades conscientes, es decir, comer, beber agua, entre otras. Pero también tenemos necesidades que no son meramente conscientes para nosotros. Una de ellas es la elección de pareja.

 

      Podría argumentarse que cuando eliges a tu pareja, te fijas en cada detalle, si es rubio (a), alto (a), delgado (a), robusto (a), características de personalidad tales como alegre, simpático, serio, estudioso, entre otros. ¿Pero cuál es la verdadera razón de nuestra elección de pareja?, ¿Por qué vemos personas que nos pueden resultar sumamente atractivas físicamente pero en el momento de convivir con ellos, ya no se da seguimiento para una relación?

 

      La verdadera razón de forma inconsciente, es que toda relación que pueda surgir entre dos personas, surge a partir de una “necesidad”.

 

      Efectivamente podemos ver personas que nos atraen más que otras y regularmente no decides tener una pareja en cualquier momento de tu vida. Esa elección también es de forma inconsciente.

 

      Justo en el momento en que surge una necesidad en ti como persona, empieza la búsqueda de pareja con la finalidad de encontrar a ese alguien que cubra con la necesidad y puedas sentirte mejor.

 

      ¿De qué depende que puedas ser correspondido? Todo depende de la necesidad del otro. Es algo recíproco, yo necesito cubrir una necesidad y me doy cuenta que tu puedes cubrirla pero, el otro también tiene una necesidad y debe sentir que tú puedas cubrir con esa necesidad para poder establecer una relación entre ambos.

 

      Pareciera que es sencillo, pero realmente no es así, todo depende de cómo manejes tus emociones, tus experiencias pasadas, para evitar repetir patrones y seguir eligiendo el mismo tipo de pareja. Identifica tu necesidad y trabaja en ella.

 

 

Elaboró: Psic. Solorio Cárdenas Elizabeth

 

Fuente: Riso, W., (2012), Manuel para no morir de amor, Ed. OCEANO.

¿Es posible hacer algo en contra del cáncer?

 

Cáncer es el término utilizado para las enfermedades en que las células anormales se dividen sin control y son capaces de invadir otros tejidos. Las células cancerosas se pueden diseminar a otras partes del cuerpo a través de la sangre y el sistema linfático.

 

El cáncer no es una sola enfermedad sino muchas enfermedades distintas.

Según  el Instituto Nacional de Cancerología (INCAN), existen más de 100 tipos de cáncer.

 

¿Cómo se puede prevenir el cáncer?

El número de casos nuevos de cáncer se puede reducir y muchas muertes causadas por el cáncer se pueden prevenir.

 

      Las investigaciones indican que las pruebas recomendadas de detección de los cánceres de cuello uterino y colorrectal ayudan  a prevenir estas enfermedades, al identificar lesiones precancerosas de tal manera que puedan ser tratadas antes de que se conviertan en cáncer.

 

      Además, las pruebas de detección de los cánceres de cuello uterino, colorrectal y de mama pueden ayudar a descubrir estas enfermedades en etapas tempranas, cuando el tratamiento funciona mejor. Los Centros de Salud, y Hospitales ofrecen mamografías y pruebas de papanicoláu gratuitas o  a bajo costo a nivel nacional.

 

      Las vacunas también ayudan a reducir el riesgo de cáncer. La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) ayuda a prevenir la mayoría de los cánceres de cuello uterino y algunos cánceres de vagina y de vulva; la vacuna contra la hepatitis B puede reducir el riesgo de contraer cáncer de hígado.

 

      Existen decisiones saludables para reducir el riesgo de cáncer, como recibir atención médica rutinaria, evitar el tabaquismo, limitar el consumo de bebidas alcohólicas, proteger su piel del sol y evitar el bronceado en interiores, tener una alimentación rica en frutas y verduras, mantener un peso saludable y estar físicamente activo.

 

Elaboró: Psic. Vanessa Roldán Herrera

 Síndrome de Down. Un cromosoma de Amor.

 

El Síndrome de Down es un trastorno genético en el cual una persona tiene 47cromosomas, en lugar de los 46 usuales, esto hace que altere el normal desarrollo del niño, dando características físicas y mentales.

 

En la mayoría de los casos el Síndrome de Down ocurre cuando hay una copia extra del cromosoma 21. Esta forma de Síndrome de Down se denomina trisomía 21. El cromosoma extra causa problemas con la forma en la que desarrollan el cuerpo y el cerebro.

 

 

Los signos físicos más comunes son:

  • Disminución del tono muscular al nacer
  • Exceso de piel en la nuca
  • Nariz achatada
  • Uniones separadas entre los huesos del cráneo (suturas)
  • Pliegue único en la palma de la mano
  • Orejas pequeñas
  • Boca pequeña
  • Ojos inclinados hacia arriba
  • Manos cortas y anchas con dedos cortos 

      El desarrollo físico es a menudo más lento que de lo normal. La mayoría de las personas con Síndrome de Down, nunca alcanzan la estatura adulta promedio.

 

 

 

Los niños en ocasiones llegan a tener retraso del desarrollo mental y social. Los problemas más comunes son:

  • Comportamiento impulsivo
  • Deficiencia en la capacidad de discernimiento
  • Período de atención en corto
  • Aprendizaje lento.

Desde el ámbito psicológico; el objetivo del psicólogo es realizar el estudio y la evaluación psicológica de los niños, para poder reconocer sus recursos de los resultados obtenidos, dar normas prácticas y un pronóstico sobre tratamiento, considerando al proceso terapéutico como uno de los más importantes en la rehabilitación del niño. Por lo tanto las actividades se centran en:

  • Realizar psicoterapia individual o de grupo según el grado de deficiencia del niño. 
  •  Brindar orientación y tratamiento familiar.

 

      El psicólogo deberá guiar a los padres afrontar el problema y sobre todo a lograr a que acepten como tal, para beneficio de los padres y del niño. Para tal efecto, la adaptación del niño con Síndrome de Down a su familia y viceversa.

 

      Todos los miembros de la familia son importantes y deben ser objeto de preocupación y cuidado. Si bien el niño con Síndrome de Down necesita mucho más atención, comprensión y paciencia, hay que recordar que es un miembro más de la familia y no deberá prioridad sobre los demás, en cuanto a la atención y comprensión.

 

      El niño con Síndrome de Down debe ser amado como una persona que es; y así llegara a tener su propia personalidad y a expresar sus sentimientos, ayudándole a desarrollar su propio potencial para que viva su existencia feliz y provechosa.

 

 

 

Bibliografía

 

·         Cliff Cunningham (2000).  El Síndrome de Down. Una Introducción para Padres. Ed. Paidos. 2000

 

 

 

Elaborado por: Lic. María Esther Chávez Díaz

 

 ESTRÉS POSTRAUMÁTICO

 

El estrés postraumático es un trastorno mental clasificado dentro del grupo de los trastornos relacionados con traumas y factores de estrés. Se caracteriza por la aparición de síntomas específicos tras la exposición a un acontecimiento estresante, extremadamente traumático, que involucra un daño físico o bien es de naturaleza extraordinariamente amenazadora o catastrófica para el individuo (DSM-V).

 

      A lo largo de la historia, el ser humano ha tenido un contacto muy amplio con las situaciones traumáticas.  Si bien es cierto, las imágenes de la situación traumática vuelven a reexperimentar una y otra vez en contra de su propia voluntad, con el paso del tiempo, se van acompañando de intensas reacciones de ansiedad (preocupación, miedo intenso, falta de control, evitación de situaciones relacionadas, etc.)

 

      Los síntomas por lo que se presenta el estrés postraumático, es la aparición de los síntomas que pueden producirse tras haber pasado algún acontecimiento desagradable. Estos son los signos más característicos:

 

  • Alucinaciones con la idea de que se repite el acontecimiento
  • Ansiedad en el momento que tiene contacto con las personas, lugares o bien cualquier otra circunstancia.
  • Palpitaciones, existe dificultad para poder respirar, así como una secreción elevada de sudor, cada vez que se recuerda el acontecimiento.
  • Incapacidad para recordar los detalles del suceso.
  • Dificultad para dormir, irritabilidad, incapacidad para concentrarse.

 

 Tip´s para prevenir el estrés postraumático.

 

Sí bien es cierto, los acontecimientos o sucesos traumáticos son imprevistos, sin embargo se pueden seguir una serie de recomendaciones, con la finalidad de prevenir consecuencias psicológicas que se desemboque un estrés postraumático crónico.

 

  • Elaborar una bitácora emocional donde se narre las experiencias vividas en los momentos traumáticos, así como recordar las veces que estas recordando el suceso.
  • Darte un tiempo antes de continuar con tu vida normal, para poder procesar un duelo, en el que se vayan acomodando los pensamientos, sentimientos de los hechos traumáticos.
  • Contar la red de apoyo familiar, para expresar tus sentimientos durante el suceso, ya que  ayudará para ir liberando tensiones.
  • Durante las primeras semanas estar en contacto con los supervivientes del sucedo, así podrán compartir experiencias.
  • Desarrollar actividades al aire libre
  • Evitar el alcohol y las drogas
  • Disfrutar de la naturaleza 

 

Bibliografía.

 

·         Domínguez, B (1998). Estrés Postraumático. Ed. Trillas 1998

 

Elaborado por: Psic. María Esther Chávez Díaz

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Visita nuestra pagina en Facebook
Entra en nuestra página en Google plus


Entra a la página de Dalinde

Clínica de Atención Psicológica

Centro Médico Dalinde


Dirección:

Tuxpan 44, segundo piso Colonia Roma 

Ciudad de México C.P. 06760

Tel. 5265-3900 Ext.7044

Tel. Directo: 5265-3939

 

psicologia@dalinde.com

 

 

Ponte en contacto con nosotros

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.